La obligación de motivar en público

Como parte de un ejercicio de MUSAP intentaré exponer las principales ideas que el profesor Manuel Zafra de la Universidad de Granada nos planteó en el Ágora titulada “Representación y participación en la democracia. El caso de los municipios”.

Primero quiero agradecer y reconocer públicamente la valía del ponente Manuel Zafra y su capacidad para poner sobre la mesa una gran cantidad de preguntas y posibles soluciones a un tema tan atractivo como conflictivo como es la participación ciudadana en la toma de decisiones políticas. Así mismo quiero reconocer también el acierto de los responsables del MUSAP por conseguir que tan preciado ponente forme parte del profesorado que colabora en nuestro Master.

Zafra comienza exponiendo una batería de ideas y preguntas que luego nos va estructurando a lo largo de la conferencia. Como frase inicial expone una frase que parece que está generalizada como es “Los políticos no nos representan” y que poco a poco con otras afirmaciones va descomponiendo los matices que nos pueden llevar a reconocer esta afirmación. El profesor apunta que el buen político no es quien da a la gente lo que quiere (eso es populismo), sino quien interroga a la gente para conocer sus necesidades.

Después de indicarnos que los problemas políticos no tienen respuestas técnicas nos apunta el carácter aristocrático de las elecciones donde no solamente se debería elegir sino también seleccionar. Seleccionar a quieres mejor canalicen las inquietudes de los ciudadanos y permitan la participación activa de estos en la toma de decisiones, aunque aclara que un equipo de gobierno no puede ser sustituido por una plataforma ciudadana, porque en este caso la minoría gobernará sobre la mayoría, añadiendo que quien ha sido elegido por mayoría es quien menos mal nos representa.

Nos indica que la representación política es manejar demandas contradictorias y haciendo uso de la definición de Economía dada por el economista británico Lionel Robbins “la economía es la ciencia de la elección donde satisfacer necesidades con medios escasos que tienen usos alternativos” nos indica que esto es perfectamente aplicable a la política ya que “gobernar es elegir“.

Las inquietudes del alumnado ha provocado que surjan preguntas y opiniones respecto a los temas tratados adquiriendo la conferencia un método socrático con temas como cual debería ser el porcentaje de población legitimada para obligar a un equipo de gobierno en un proceso de deliberación. Otro aspecto tratado es que la política no elimina el problema sino que disminuye su intensidad y debe hacer que un problema grande se vuelva pequeño.

Para terminar podemos llegar a la conclusión de que la calidad de lo público mejoría con más procedimientos para una mayor participación ciudadana en la toma de decisiones y que esto mejorará el tan necesario juicio político fundado por parte de la ciudadanía y la utilidad de éste para la rendición de cuentas del elector al elegido a través de una obligada motivación en público de las decisiones, es decir, de una justificación argumentada del porqué se han tomado unas decisiones y no otras. Este proceso ayudaría también a la idea de que las elecciones no solo sirvan para elegir sino también para seleccionar tanto por criterios de cualificación como por la vocación de servicio público de los elegidos.

ELOY ANGEL DÍAZ GARCÍA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alumnos MUSAP, Ciencia Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s