ELECTORES, ELECCIONES Y GESTIÓN PÚBLICA

Como parte de un ejercicio de MUSAP intentaré exponer las principales ideas que el profesor Antonio M. Jaime Castillo de la Universidad de Málaga nos planteó en el Módulo titulado “ELECTORES, ELECCIONES Y GESTIÓN PÚBLICA“.

Primero nos plantea dos perspectivas históricas que existen sobre las elecciones. Primera: El Mandato (a priori), desde la perspectiva de que las elecciones sirven para elegir a los mejores representantes. Segunda: Rendición de cuentas o Accountability (a posteriori), donde las elecciones sirven para exigir cuentas a los gobernantes.

También nos plantea los principios inspiradores de los sistemas electorales. El principio de representación mayoritaria, cuyo objetivo es creación de mayorías que puedan formar Gobiernos estables y que normalmente son dos partidos los que ocupan casi toda la representación. Y el principio de representación proporcional, con el fin de que el Parlamento sea una representación lo más fiel posible a los resultados electorales, y que en este sistema es más difícil la formación de Gobiernos porque se hace necesaria acuerdos de coalición y los Gobiernos resultantes suelen ser más inestables. España parece ser un caso especial ya que tenemos un sistema de representación proporcional  por divisores con la Ley D’Hont, pero tiene resultados de sistema de representación mayoritaria.

Por lo tanto, cada territorio debe elegir su sistema electoral atendiendo a estos principios, siempre teniendo en cuenta que el sistema electoral es parte del sistema político, por eso los actores políticos pueden no mostrar interés en cambiar las reglas del juego actuales si los cambios que se plantean producirían efectos negativos en su representatividad.

Durante la exposición del módulo vemos las características del sistema electoral, donde nos encontramos cinco grandes características:

1)    Número de representantes, donde a mayor número de representantes tendremos mayor representatividad (proporcionalidad).

2)    Circunscripción, que en España son las Provincias, donde votamos a los representantes de esa provincia y no directamente al Presidente del Gobierno. Además tenemos que tener en cuenta que en la circunscripción es donde se aplica la fórmula del sistema electoral.

3)    Candidaturas, informándonos de que en España tenemos listas cerradas para el Congreso y listas abiertas para el Senado, aunque en la cultura política española es votar a los partidos y por eso lo habitual es votar en bloque al mismo partido también para el Senado.

4)    Procedimientos de votación, en España realizamos solo un voto para el Congreso y 3 votos para el Senado, y que también hay sistemas electorales donde se realizan los votos por orden, aunque no es el caso español.

5)    Barreras electorales, que son los obstáculos que pone el sistema electoral para que los partidos políticos puedan obtener representación y generalmente se expresan en porcentajes. Es España es el 3% de votos de la circunscripción.

Un concepto interesante que pudimos conocer es el llamado “Efecto de concentración del voto”, donde las personas no votan a su partido pequeño porque piensa que no va a obtener representación y por eso vota al partido grande que es más parecido al suyo.

Otro concepto interesante es la “Volatilidad electoral”, donde se mide las transferencias de voto a nivel agregado (no de forma individual). Aquí nos encontramos con la volatilidad inter-bloques, donde un elector de derecha vota a un partido de izquierda. Y la volatilidad intra-bloques, donde un elector de un partido de izquierda vota a otro partido de izquierda, y viceversa.

Comparando los sistemas proporcionales y mayoritarios, parece que el sistema proporcional es más justo, pero las mayorías hacen que los electores pueden exigir la rendición de cuentas a los partidos, y esto es un inconveniente del sistema proporcional. El sistema proporcional favorece también a las minorías que hacen de bisagra para la coalición de poderes, pero ¿El poder de las minorías es deseable?

En España durante la transición para evitar la creación de muchos partidos (como en la segunda república) se decidió establecer la Ley D’Hont para concentrar el poder en los partidos mayoritarios. El poder de los partidos mayoritarios también se reflejó en la elección del Poder Judicial, de responsables de Cajas de Ahorro, etc. La estabilidad de partidos conlleva a que las personas saben lo que votan y si entran y salen muchos partidos políticos puede que las personas no sepan lo que votan. También destacamos el hecho que el poder económico (capitales) pueda crear “Partidos Express” al servicio de los capitales, más posible en el sistema proporcional.

Lo cierto es que no hay recetas mágicas con respecto a los sistemas electorales, ya que cada sistema electoral tiene sus ventajas e inconvenientes.

Otro aspecto a destacar es el llamado “disciplina de voto”, ya que este llega de sentido la democracia porque un votante vota a un programa electoral y la disciplina de partido garantiza que el partido al completo apoye ese programa.

Sobre la participación electoral nos encontramos con tres conceptos interesantes. El Efecto de composición, que defiende que la participación elevada favorece a partidos de izquierdas porque quieres no votan habitualmente suelen tener pocos recursos y son potenciales votantes de izquierda. El Efecto Bandwagon (subirse al carro ganador), la participación elevada favorece al partido que se considera ganador. El Efecto Desgaste, donde la participación elevada perjudica al partido en el gobierno.

En España aunque la participación electoral es media-alta, es baja la actividad política en afiliación a partidos, boicot a productos políticos, etc., salvo las manifestaciones que son muchas y muy numerosas. En las zonas rurales se vota más que en las ciudades, parece que la razón es la cercanía de la gente que hace efecto de movilización social. El nivel educativo no influye en  la participación electoral en España. Los parados si participan menos que los ocupados. Y los estudiantes participan poco, pero esto está relacionado con la edad, ya que los jóvenes en España tienen una participación electoral muy baja.

El último concepto que debemos resaltar es el de Socialización Política, que es el proceso por el que aprendemos los aspectos políticos. Si hay un entorno de derecha, se valorará las cosas de derecha. Las familias son agentes de socialización política importantes, pero hay otros como los grupos de amigos, etc. La mayoría de las personas no piensan que la política sea importante, pero la socialización política es más alta con acontecimientos concretos como la transición y el 15M.

ELOY ANGEL DÍAZ GARCÍA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alumnos MUSAP, Ciencia Política, Sociología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ELECTORES, ELECCIONES Y GESTIÓN PÚBLICA

  1. mmartinezguis dijo:

    Reblogueó esto en Blog de Manuel Martinez H. E..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s