Los vectores de la identidad andaluza

Perspectivas sobre la identidad andaluza es un estudio sobre los vectores que articulan la identidad de los andaluces según se expresa en tres segmentos clave de la población: políticos (parlamentarios/as), intelectuales y ciudadanía. Para analizar estos vectores, los autores recurren a encuestas, entrevistas semi estructuradas y entrevistas radiofónicas a personalidades relevantes de Andalucía realizadas en el programa “Ser Andaluces”. El libro es el resultado de un trabajo de investigación con fondos competitivos patrocinado por el Centro de Estudios Andaluces y desarrollado desde el grupo de investigación Democracias y Autonomías: Sociedad y Política radicado en la Universidad Pablo de Olavide.

Los autores conciben la identidad como un artefacto construido con elementos diversos (habla, historia, geografía, etc) y que puede ser conflictivo dado que varios grupos o personas pueden tener imágenes diferentes de lo que es ser andaluz o catalán o español. Además, esta construcción puede variar a lo largo del tiempo ya que es fluida y poliédrica y no necesariamente sostiene reivindicaciones políticas. Los autores entienden que las identidades  no pueden ser consideradas excluyentes.

La andaluza es una identidad claramente anidada con la española, ya que el 70% de la población se siente tan español como andaluz sin pretensiones exclusivistas. Se trata de una identidad mestiza, de conglomerado, construida a lo largo del tiempo toda vez que se entiende que diferentes sociedades han ido dejando sedimentos culturales sobre los que se asienta la imagen de Andalucía de hoy. En la identidad desempeñan un papel relevante los elementos naturales (geografía, clima) y aquellos culturales a que han dado lugar (gastronomía, fiestas populares, sociabilidad), además de algunos aspectos idiosincráticos como el habla y otros más culturales que tienen que ver con la noción de “hedonismo”, aspecto que se superpone a la supuesta naturaleza religiosa de cierto folclore, y de la solidaridad.

Un aspecto relevante y reiterado en el estudio es el vector de la modernidad en Andalucía asociado a la ruptura de estereotipos extendidos. Frente a concepciones étnicas o tribales de la identidad, buena parte de los entrevistados (especialmente los intelectuales) remarcan componentes cívicos y avanzados de la identidad andaluza del siglo XXI: la identidad andaluza no se fundamenta en el nacimiento, sino en la aportación al avance de la sociedad en sus aspectos culturales, tecnológicos, de pensamiento.

La identidad andaluza es borrosa, diversa y poco relevante para la vida cotidiana y la acción política en general. Esto es así porque no ha servido de base para articular reivindicaciones políticas, en parte, por la división social en Andalucía y por el papel poco articulador de la identidad colectiva que ha tenido lo que se denomina la intelligentzia. Tampoco la escuela o los medios son vistos como actores relevantes para fomentar la identidad y existe una discusión entre los entrevistados/as acerca de la oportunidad o conveniencia de que así sea.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Información, Sociología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s