Principios básicos del Liderazgo

El primer curso del Máster Oficial en Sociedad, Administración y Política: “Principios básicos del Liderazgo”, ha sido desarrollado por el profesor Juan Rivera, especialista en Liderazgo de alcance internacional los días 6 y 7 de noviembre.

La primera sesión empezó con la presentación del profesor y los alumnos. A diferencia de una clase ordinaria, ésta tuvo una dinámica particular, ya que después de las presentaciones, el profesor preguntó a todos “Qué es el liderazgo” y sin más, se calló. A pesar que la situación fue incómoda para los alumnos, tomamos la iniciativa de suponer que el silencio del profesor buscaba algo en particular, como que: cada alumno debía emitir su opinión, definir el concepto de liderazgo, integración de alumnos, hasta pensamos que pretendía identificar al  líder del salón; después de hacer esas actividades, no llegamos a una consensuar el concepto de liderazgo, peor aún, no logramos que el profesor tome la palabra durante una hora, aproximadamente. Seguido, el profesor pasó la diapositiva con la pregunta: “Qué ha sucedido aquí” junto con un gráfico a tres niveles; de la misma forma, los alumnos asumimos que debíamos dar respuesta a la pregunta y cada uno emitió opinión -el profesor permaneció en silencio-.

Posterior a un tiempo corto, el profesor Rivera tomó la palabra e indicó que sucedió lo previsto, pero no lo esperado. Denotó que a pesar de la incomodidad de los alumnos ante su silencio permanente, ninguno tomó acciones concretas para cambiar la situación. Explicó que no es posible formar parte de un juego donde se desconocen las; y por lo tanto, corresponde analizar las situación incierta o inesperada, evaluarla y tomar acción pronto, ya que el poder de cambiar las cosas, yace en cada uno de nosotros (a pesar que muchos no lo sabemos), y no en “el profesor” -en este caso-. Cabe mencionar que la acción que se tome ante la situación incierta o inesperada, debe pasar de ser individual a una colectiva, a fin que pueda tener un impacto considerable y permita el cambio.

Finalmente aclaró que el “Liderazgo” es el manejo de situaciones inesperadas y complicadas de resolver, o que no tienen una solución conocida, por parte de una persona con cualidades propias puede controlar, y le permite conducir a un grupo de personas hacia un objetivo específico, convirtiéndolo en una persona excepcional y de referencia (líder).

En la segunda sesión se abordó el tema de los cambios de comportamientos y características en las personas adultas de veinte años a más. Se desarrolló un ejercicio que permitió observar que a pesar de tener identificadas diversas problemáticas en nuestro comportamiento, el sistema inmunológico de cada persona genera una especie de corriente de auto-protección opuesta a los cambios para mejoras.

El profesor Rivera concluyó que las personas adultas no cambian, y si sucede será un cambio mínimo. Para poder tener este pequeño cambio, es necesario asumir nuestra realidad (problema / defecto) y hacer que ésta pase de sujeto a objeto. El cambio será progresivo y necesariamente debe ser consecuente, con tiempo mínimo de seis meses a más. De esta forma recién será reconocido por las personas a nuestro alrededor y generar un impacto positivo en ellos –aun cuando éste sea mínimo-.

Helen Talavera, noviembre de 2014.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s