14 y 15 de enero de 2016 en MUSAP


Esta semana nos visitaba en MUSAP el Profesor Antonio M. Jaime, Profesor Titular de Sociología en la Universidad de Granada e Investigador del Centro de Estudios Andaluces, Doctor en Sociología por la Universidad de Granada.

Venía a mostrarnos los entresijos de los sistemas electorales (mayoritarios o proporcionales) y la relación de estos con el sistema de partidos, las políticas públicas, la participación electoral, … . Dentro de la asignatura ELECTORES, ELECCIONES Y GESTIÓN PÚBLICA, se encuadró esta interesante disección (breve a la par que intensa) de nuestro y otros sistemas electorales.

¿Qué son las elecciones y para que sirven?, esta cuestión nos sirvió como introducción del tema que teníamos esta semana por delante. Burdamente entendemos que la democracia se da cuando existen elecciones, siendo estas últimas a través de las que se produce la representación de los ciudadanos, se forman los gobiernos y se legitiman las acciones de los mismos.

A su vez existen dos teorías contrapuestas para entender el sentido de las elecciones. La primera de ellas tiene una visión orientada al futuro, entendiendo las elecciones como el sistema por el que se eligen a los mejores gobernantes para dirigir el estado (Teoría del Mandato). Por el contrario, la segunda de las teorías mira al pasado para intentar analizar lo que sucede en las elecciones, siendo por tanto las elecciones un mecanismo por el que los gobernantes rinden cuentas de lo hecho en el pasado (Teoría Accountability).

Proseguimos la clase haciendo hincapié en las diferencias entre los sistemas de representación mayoritarios (simples, absolutos o en bloque) versus los sistemas de representación proporcionales (D´Hondt, St. Leagüe, Danes, …). En España tenemos un sistema mixto. Los estudios demuestran, que por lo general, los sistemas mayoritarios son más estables e infrarrepresentan a las minorías, mientras que los sistemas proporcionales se muestran más inestables mientras que representan fielmente a la sociedad.

Este fue unos de los temas en los que los alumnos de MUSAP dimos nuestra opinión acerca de los pros y contras de cada uno de los sistemas, debatiendo también acerca de la circunscripción electoral, muy relacionada con los principios de representación.

Estudiamos también el interesante tema de la formación de los sistemas electorales, que no deja de ser un pacto entre los actores que se firma previamente (en el caso español, firmado por los partidos políticos de la transición) a través del cual se reparte el poder, en el que se reflejan los conflictos y las coaliciones entre las clases sociales y que está estrechamente relacionado con el sufragio. Los sistemas electorales son las reglas del juego.

En la segunda sesión abordamos el tema de la relación entre los sistemas electorales con las políticas públicas. El Profesor Jaime nos señalo que los estudios sobre el tema muestran que generalmente los sistemas electorales proporcionales, que recordamos que eran más inestables al fomentar la representación de las minorías y por ello hacer que más partidos obtengan representación, hacen que aumente el gasto público por fomentar la negociación entre los partidos.

En cuanto a la participación electoral estudiamos que la democracia solo es viable con una alta participación electoral basada en la representación igualitaria. Aunque existen teorías elitistas que defienden que la democracia es viable con una baja participación, ya que solo una minoría está realmente informada de la política y tiene un nivel de estudios adecuados para poder participar. Defendiendo que las mayorías están sujetas a la manipulación. (Peligro del populismo)

¿Por qué votamos? Los costes son mayores que los beneficios. Vimos que existen factores estructurales e institucionales que infieren en este tema. El voto obligatorio, los sistemas políticos de una sola cámara, registros automáticos de votantes, la mayoría de edad legal o el entorno socio-político son algunos de ellos, influyendo en la menor o mayor participación electoral.

En el apartado de orientación al voto estudiamos el efecto de composición (mayor participación favorece a los partidos de izquierdas), efecto bandwagon (mayor participación favorece al partido que se considera ganador) y el efecto desgaste (mayor participación perjudica al partido que gobierna).

Vimos como los partidos políticos son el resultado del sentimiento de clase (entendida como clase social), siendo la política el reflejo de los conflictos de la economía.

Por último hicimos un rápido análisis de los resultados electorales de las últimas elecciones generales observando la transferencia de voto, el perfil de los electores (según edad, estudios y hábitat) y la ideología en la que cada uno de los electores de cada uno de los partidos se encuadraba.

En definitiva, estos dos días con el Profesor Antonio M. Jaime nos han ayudado a entender un poco mejor el comportamiento electoral y como el mismo sistema electoral puede beneficiar o perjudicar a según que partidos políticos, dependiendo del propio sistema y de la situación socio económica de cada momento.

 

Israel Marín Hidalgo, enero 2016.


 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s