TRANSPARENCIA EN LA ADMINISTRACIÓN Y LAS ORGANIZACIONES DEL SECTOR PÚBLICO

La siguiente entrada versará sobre la asignatura TRANSPARENCIA EN LA ADMINISTRACIÓN Y LAS ORGANIZACIONES DEL SECTOR PÚBLICO.

Impartida por David Rey Jordán durante los días 1 y 22 de abril, funcionario del Centro de Posgrado de la Universidad Pablo de Olavide y autor del blog “FunkziUni” (plataforma que expone sus reflexiones sobre Gobierno Abierto), profundizamos en la importancia de la transparencia como uno de los pilares fundamentales de las instituciones públicas. Además de los principios de participación y colaboración.

En dicha sesión, estudiamos no sólo el papel esencial que juega la transparencia (entendida como la buena práctica que realizan las instituciones en el ejercicio de sus funciones tanto a la hora de facilitar la información como la claridad de ésta) desde varias perspectivas como la ética pública, sino también la existencia de distintas tipologías de transparencias.

Dentro de la citada tipología distinguimos cuatro tipos de transparencias, a saber: Pasiva (la reacción esperada por parte de alguien ante la solicitud de la información), Activa (actuaciones que realizan las Administraciones Públicas bien sobre las actividades u obligaciones) Focalizada (información que podrá beneficiarse una parte de la sociedad, determinando con ello que el acceso a tal fuente se centre en determinados ámbitos), y por último la transparencia Colaborativa (entendida como el grado máximo de apertura de la información, permite a la sociedad construir ésta al permitir su acceso a la gran mayoría de la población).

No obstante, y a pesar de su importancia en las administraciones públicas españolas, es menester resaltar que existen diversas estrategias a través de los cuales permiten garantizar la cristalización de dichos pilares ya resaltados al principio de esta entrada, así como el Gobierno Abierto. De esa manera, se perseguirá con mayor facilidad los fines previstos en el informe de la OCDE del año 2010, entre los cuales destacamos la posibilidad de restablecer el vínculo de confianza entre la ciudadanía y el gobierno, fomentar la innovación, e incluso mejorar resultados al menor coste.

Una de esas estrategias para garantizar el denominado Gobierno Abierto es la que resalta el profesor Iglesias Moro. En ella, se enumera una serie de pasos o procesos por los cuales se pretende alcanzar tal fin. Dicho proceso se divide en diagnóstico (auditoría de datos), preparación (normalización, que hace referencia a diversos esquemas estándares que permite facilitar la introducción de la tecnología en las instituciones junto con acepciones y bibliografía sobre la materia), publicación (infraestructura, que en este caso hacemos referencia al campo de la tecnología), reutilización (divulgación), y finalmente la supervisión (indicadores, que permiten evaluar tanto el grado de transparencia de las instituciones como el nivel de Open Data).

En la segunda sesión, y teniendo en cuenta cada uno de los diferentes tipos de transparencia, analizamos a través de los enlaces web ITA, Dyntra y SIELOCAL los distintos indicadores de transparencia que permiten “garantizar” a la ciudadanía o a cualquier usuario información sobre el grado de este factor sobre las entidades locales.

No obstante, descubrimos que no todos siguen un mismo indicador a la hora de evaluar a una entidad municipal determinando con ello su ubicación en la lista de los ayuntamientos más transparentes. Este supuesto nos lleva a cuestionarnos (aunque se refleje cuáles son los indicadores que permiten llevar a cabo esas conclusiones) sobre cómo utilizan estas instituciones dichos indicadores y en el modo en que tratan los datos obtenidos de los mismos. Además, señalamos que en atención a éstos podemos determinar las distintas transparencias que vimos en la primera sesión de esta asignatura.

Con esta materia comprendimos que si queremos restablecer la confianza en las instituciones públicas es menester aplicar los pilares de colaboración, participación y transparencia. Amén de esto, dicha labor debemos realizarla no sólo nosotros, sino también los demás actores políticos con el fin de intentar implantar el Gobierno Abierto. Especialmente a la hora de utilizar los indicadores de transparencias y las herramientas de publicación y reutilización de datos.

De ser así, y junto con la garantía de que la sociedad tenga acceso libre a la información, tanto las administraciones como el tercer sector podrían ser más efectivos a largo plazo. Determinando con ello el correcto funcionamiento de dichas instituciones.

Nos vemos en la próxima sesión

Nieves Irene Caballero Pérez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s