Capitalismo y administración pública

Durante los días 1 y 2 de diciembre, tuvimos el placer de asistir a la clase sobre Capitalismo y Administración pública, impartida por José Manuel Menudo Pachón, profesor de Análisis económico en la U.P.O.

La primera sesión de la dicha asignatura abordaba los problemas económicos y las respuestas coyunturales de la AAPP.

¿Qué es una crisis económica?

Para entender mejor lo que ha pasado en la crisis reciente en España, empezamos por definir términos básicos vinculados con una situación económica difícil, con lo que entendimos que la palabra “CRISIS”, aunque ha ido figurando en las primeras planas de los diarios, económicamente no significa nada. El hecho es que un ciclo económico que refleja la velocidad a la que aumenta la producción  está compuesto por 2 fases – aceleración y desaceleración (que solo en algunos casos termina en recesión). El profesor nos aclaró que cuando hablan de una “CRISIS”, se refieren a una “RECESION” (que empieza con dos trimestres consecutivos de un crecimiento negativo).

¿Qué tipo de crisis es?

Tras examinar los gráficos y los diagramas, hemos visto que no es una crisis nacional (ya que España tuvo una recesión común con otros países), tampoco mundial, sino una crisis del Atlántico Norte del cual España ha salido mucho peor que los demás. En esta conexión hoy se habla de una diferenciación constante en el crecimiento del PIB de los países desarrollados y el de los países emergentes. Y la razón de este fenómeno es que por ser exportadores netos (venden más que compran) los países en desarrollo logran generar ahorros que a la larga les permitan mantener o aumentar la velocidad del crecimiento.

¿ El impacto de la crisis?

A continuación, hemos examinado los impactos de la crisis y hemos llegado a la conclusión que la crisis, aunque ha afectado mucho los países desarrollados, el caso español en cuanto a la tasa del desempleo es especialmente negativo. La crisis también ha tenido un gran impacto sobre la riqueza familiar. Sin embargo, pese a que la inflación muchos años había sido un problema, en esta recesión España no ha sufrido del crecimiento de los precios.

¿Las respuestas a la crisis?

Como lo demuestra la práctica, todos los países responden a la crisis de la misma forma. Existen tres posibles soluciones de una situación económica difícil :

1) Política monetaria estimula el gasto por medio del crédito (el Banco Central presta más barato a los bancos comerciales que, a su vez, reducen la tasa de interés, y consecuentemente la gente dispone más dinero para gastar).

2) Política fiscal implica que la administración pública gaste más de lo que ingresa para estimular la producción, que hace incrementar el déficit presupuestario. En este caso el gasto público puede ser financiado por la deuda pública, la deuda exterior o la monetización. Rara vez el Gobierno recurre al rescate reconociendo así que la situación es insoluble.

3) Política comercial significa incentivos a exportadores y restricciones a la importación para animar la producción nacional. Ente los instrumentos de ese tipo de política podemos nombrar tipo de cambio (moneda barata), arrancarles (alto impuesto  al producto extranjero para que no lo compren), subvenciones a la exportación y contingentes (una cantidad fijada a los productos extranjeros que puede comprar un país). Pero como lo señaló el profesor, si todos los países empiezan a realizar políticas comerciales, eso provocaría una guerra comercial donde todos pierden. Para evitar esto, existen numerosas asociaciones económicas ( en la forma del aire del libre comercio) que prohíben usar dicha política entre los países que forman parte de la asociación.

La segunda sesión fue dedicada a variedades de capitalismo y las respuestas estructurales de la AAPP.

Como todos sabemos, una economía centralmente planificada ha resultado ser ineficaz y la gran mayoría de los países (aunque no sean democráticos como, por ejemplo, China) han elegido una economía de mercado.

¿Variedades de capitalismo?

Hoy en día se han formado distintas variedades de capitalismo, entre los cuales los dos extremos son el capitalismo individualista y el capitalismo troncal. El primer tipo de capitalismo se basa en  la familia nuclear, tiene como el objetivo empresarial ganar dinero lo más pronto posible (las empresas existen, por termino medio, unos 15 años), posee la ideología de la satisfacción del consumidor y se caracteriza por competitividad basada en flexibilidad laboral. El otro tipo es muy distinto ya que está basado en la familia troncal y, consecuentemente, el objetivo empresarial es la supervivencia (prefieren ganar menos, pero durar más – aproximadamente 70 años). En esta conexión, el capitalismo individualista sufre de mucha desigualdad, pero tiene el paro muy bajo, mientras que en el capitalismo troncal es al revés.

Hay distintos modelos más – intervencionismo, populismo, corporativismo (el caso español), liberalismo – pero todos ya han desaparecido.

¿Las respuestas estructurales de la AAPP?

Mientras que la política monetaria y la fiscal producen resultados a corto plazo y se realizan para bajar tensión en situaciones difíciles, para lograr mejoras a largo plazo se aplica política estructural.

Existen seis factores de crecimiento duradero que son recursos naturales, trabajo, capital, tecnología productiva, capital humano y actividad empresarial. La política estructural implica reformar uno de estos seis pilares.

En continuación el profesor se explayó sobre clases de paro indicando que hay distintos – cíclico (el paro generado por el ciclo económico), clásico (cuando el mercado no ajusta la oferta con la demanda), friccional (producido durante el periodo cuando la gente está cambiando el trabajo), voluntario (la gente no quiere trabajar por este salario), falso (en economía sumergida) y estructural ( la estructura económica no permite emplear más población).

Pasando al mercado laboral español, hemos hallado que este país no es distinto solo en paro, sino también tiene sus peculiaridades respecto del empleo. Uno de ellas es una alta tasa de temporalidad que afecta negativamente el paro. Además, pese a que España tiene grandes diferencias en tasa de paro a nivel regional, la movilidad dentro del país sigue siendo mucho más baja que al nivel europeo. En cuanto a la productividad laboral, resultó que en esta crisis se ha mejorado considerablemente por los despidos.La crisis también ha contenido el crecimiento de los salarios y el crecimiento de los beneficios que señala un desequilibrado reparto de las cargas y una ausencia de competencia en los mercado.

Al concluir, abordamos las alternativas y las respuestas a la situación que existe en el país ahora.

A pesar de que los temas impartidos fueron complejos, el profesor Menudo nos lo pudo explicar  de manera sencilla y muy eficaz.


Evgeniya Karpova

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s