“Retos del multiculturalismo en el mundo globalizado”

La siguiente reseña versa sobre la asignatura “Retos del multiculturalismo en el mundo globalizado”, impartida por el profesor Juan Daniel Ramírez.

La complejidad que entraña el estudio de la globalización radica, por un lado, en el dinamismo que caracteriza a este proceso, pues es objeto de cambios y mutaciones constantes que modifican a una velocidad asombrosa su génesis, debido, por un lado, a tres factores en especial: el capitalismo transnacional, los movimientos migratorios y las tecnologías de la información y la comunicación (TICs).

Por otro lado, también se debe a su amplitud, ya que hablamos de un proceso económico, tecnológico, político y cultural a escala mundial que trabaja como gran nexo de unión e interdependencia entre las sociedades.

No obstante, siempre es bueno y, sobre todo, necesario el contexto. Para poder entender este gran cambio de perspectiva, el profesor Juan Daniel Ramírez recurrió a la teoría de T. Ingold, donde se contraponen las dos formas que se han adoptado a lo largo de la historia para ver y, por tanto, entender el mundo.

Se pasa de una visión más simple -la del mundo tradicional-, en la que solo existe aquello que está próximo al individuo (visión esférica); a una visión más global (el modelo del globo) -que comienza a surgir tras el descubrimiento de América-, que aporta mayor perspectiva, y donde el mundo comienza a “objetualizarse”, es decir, se entiende que no solo se vive dentro de él, sino que también somos capaces de manipularlo intelectualmente.

Se produce una transición desde el colectivismo, donde cada logro conseguido es del grupo; al individualismo, cuya máxima expresión se encuentra en Estados Unidos, país cuya lógica es la que guía mayoritariamente las directrices de la globalización. Además, se deja a un lado el sentimiento de pertenencia a una etnia para dar paso al multiculturalismo.

Al mismo tiempo, lo sagrado queda desdibujado por el fondo sobre el que se construía: lo profano, lo mundano. Los instrumentos pasan a ser suplantados por la tecnología, que permite que sujeto y objeto no dependan de la proximidad. Y cambia, con todo ello, el modo en el que nos comunicamos: de la oralidad -efímera-, el uso de la lengua materna y la imaginería se pasa a la escritura y la multimodalidad.

Uno de los aspectos en los que el profesor Ramírez hizo especial hincapié fue en la importancia del modelo educativo en el proceso de integración de los inmigrantes, donde utilizó como mejor ejemplo el caso de Canadá. Este país, cuya premisa es la de construir un territorio multicultural, trabaja constantemente para implementar proyectos que consigan una integración plena y eficaz. Un ejemplo claro es el refuerzo de la lengua materna de la persona inmigrante, pues se comprueba que, al reforzar la primera lengua, se facilita el aprendizaje de la segunda lengua y, por consiguiente, una mejor y más pronta integración.

Lo que se pretende es crear un lugar de rozamiento entre grupos, etnias y colectivos, donde sociedades heterogéneas pasen de forma progresiva a ser homogéneas, donde convivan personas de diferentes culturas, razas y religiones, creando sociedades multiétnicas. El “Melting Pot”, en Estados Unidos, es uno de los ejemplos de esta asimilación de una cultura por parte de las personas inmigrantes.

Además, hablamos de la teoría de los no lugares, desarrollada por el antropólogo Marc Augé, en la que se afirma que un “no lugar” es un lugar donde no hay relaciones o convivencia como, por ejemplo, un aeropuerto. Son esos lugares de transitoriedad que carecen de la importancia suficiente para entenderlos si quiera con “lugar”, pues son circunstanciales y no aportan personalidad ni identidad al no ser fácil interiorizar sus componentes o aspectos.

Por otro lado, se debatió sobre el concepto de gentrificación como un proceso de regeneración urbana elitista, ya que supone una mejora en las condiciones y equipamientos de determinadas zonas dentro de una ciudad, pero a la vez desplaza por completo a las clases populares, generalmente por un rechazo hacia ellas.

Por último, hablamos de la gran importancia de las TICs en la globalización, que han modificado el modo en el que tienen lugar la comunicación y las relaciones sociales. El paso de la oralidad a la escritura y la alfabetización son dos de los procesos históricos más significativos en la transición del colectivismo al individualismo. Trasladándolo a la actualidad, las redes sociales, a pesar de que generan posibilidades de conectar con cualquier persona en cualquier momento, son una herramienta más del individualismo.

Elena Llano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alumnos MUSAP, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s