ECONOMÍA POLÍTICA LOCAL

El 27 y 28 de abril tuvimos la oportunidad de disfrutar de la asignatura “Economía Política Local”, impartida por Ignacio Urquizu, Doctor en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente profesor en excedencia por esta universidad.

La asignatura en cuestión, ocupando esa franja de conocimiento limítrofe entre varias disciplinas de las Ciencias Sociales, tiene como objetivo arrojar luz acerca de la relación entre Economía y Política. Esta ambiciosa empresa sólo puede ser abordada tal y como lo hizo el profesor Urquizu durante las dos sesiones, es decir, a partir de una caja de herramientas metodológicas y teóricas procedente de disciplinas como la Sociología, la Economía, la Ciencia Política, la Historia o la Psicología.

El bloque introductorio de la asignatura trató acerca de los diferentes enfoques teóricos para estudiar las relaciones entre Economía y Política. En este sentido, hay que tener en cuenta que la Economía Política parte de una serie de premisas básicas: en un escenario marcado por la diversidad de intereses, las políticas públicas se encargan de distribuir recursos (recursos que son escasos) de manera asimétrica, de tal forma que se generan costes. Los factores político-institucionales juegan un papel clave en esta distribución desigual y sus consecuencias conflictivas.

Sin embargo, la importancia de los factores políticos no siempre ha sido admitida. Para la Economía neoclásica, el mercado sólo alcanza el resultado óptimo si no hay interferencia de la esfera política. Desde este prisma liberal, se entiende que son los individuos los que dan forma al mercado a partir de sus intereses y voluntades. Estos planteamientos – a todas luces demasiado simplistas- serían superados por diferentes corrientes teóricas sucesivas, que proporcionarían mayor sistematización y refinamiento metodológico. Por citar una de las dominantes, la Nueva Economía Institucional (encabezada por los premios Nobel Coase y North) plantearía en los años 80 el papel relevante de las instituciones, profundizando además en conceptos como los costes de transacción o los límites en el acceso a la información.

El segundo bloque arrancó a partir de dos interrogantes: ¿por qué existen diferencia entre países? y ¿qué explica el desarrollo económico?  El profesor Urquizu explicó las diferentes formas de medir el desarrollo: bien por medio de la renta per capita, bien por medio de factores como la esperanza de vida, la mortalidad infantil o el acceso a la educación. Respecto al desarrollo económico, gran parte de los diferencias entre países – sostiene- se explican a partir de la Revolución Industrial: mientras que unos países fueron capaces de aprovechar las oportunidades en este momento de transformación socio-económica, otros se quedaron atrás. De todos modos, parece que este análisis, aunque acertado, es insuficiente, ya que es evidente que el desarrollo económico también está condicionado por dinámicas de dominación y poder entre los Estado-nación. Quizá una respuesta más sofisticada pueda venir de la mano de planteamientos como los de la Teoría de la Dependencia o el Sistema-Mundo. Así, autores como Prebisch, Gunder Frank, Wallerstein o Samir Amin aportan claves para entender las desigualdades económico-políticas desde una perspectiva crítica, historicista y estructural.

Se trataron dos enfoques para entender el crecimiento:

  • Modelo Harrod-Domar: parte de que el crecimiento económico se explica por la inversión. El supuesto principal es que gran parte del ahorro se dedica a la inversión.
  • Modelo Robert Solow: parte de la idea de que los incrementos del capital, dejando el resto de factores constantes, producen cada vez menos crecimiento, de tal forma que a largo plazo el crecimiento per cápita no se produce.

En el bloque tercero estudiamos el papel de las instituciones en el desarrollo económico. En primer lugar, repasamos toda una serie de teorías que históricamente han ligado las condiciones geográficas y físicas de los países a su desarrollo económico. Evidentemente, aunque el medio físico condiciona las posibilidades del ser humano, este determinismo extremo dista mucho de constituir una explicación plausible y correcta. Sin duda, más acertados parecen los enfoques que ligan el desarrollo económico a los diferentes arreglos institucionales. En particular, se ha demostrado empíricamente que los países más prósperos económicamente son, en mayor medida, regímenes democráticos. Y eso es porque las democracias poseen diseños institucionales y legales que permiten canalizar los conflictos y atraer la inversión.

Por último, profundizamos en el voto económico, o lo que es lo mismo: ¿en qué medida las evaluaciones económicas de los votantes influyen en los resultados electorales? Dentro de este denso epígrafe, se trató la Teoría del Principal-Agente (que analiza las relaciones entre partidos y votantes en términos contractuales) y los diferentes modelos con que los ciudadanos enfrentan el acto de votar en términos temporales y evaluativos:

  1. Normal: El razonamiento lógico que uno esperaría. Si los votantes creen que el pasado es bueno y el futuro será mejor: apoyaran al gobierno. Si creen que el futuro es peor: votaran a la oposición.
  2. Intertemporal: El pasado es evaluado negativamente pero creen que el futuro es bueno: apoyan al Gobierno. Los votantes creen que las medidas que desarrolla el gobierno contribuyen a ese futuro esperanzador.
  3. Exonerativo: Los votantes evalúan negativamente el pasado y también el futuro. A pesar de todo apoyan al Gobierno.

En definitiva, la clase impartida por  el profesor Urquizu nos ha permitido tener una visión más completa de esa relación tan compleja como es la de la Economía y la Política. Y siempre a partir de unas sólidas referencias teóricas y metodológicas y con un prisma netamente multidisciplinar.

Pablo Ortiz Barquero (alumno del MUSAP).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s