AGORA: LA POLÍTICA DE INMERSIÓN LINGÜÍSTICA EN CATALUÑA Roberto Garvía

 

El pasado 26 de abril los alumnos del Musap asistimos al último  Ágora del curso que fue impartido por el profesor Roberto Garvía de la Universidad Carlos III de Madrid sobre su trabajo de investigación más reciente,  titulado: “la política de inmersión lingüística en Cataluña”.

La ponencia comenzó con una revisión histórica de la legislación que ha contemplado el uso y aprendizaje del catalán desde la época del Franquismo: en sus inicios no permitía su uso y  en los últimos años del régimen se permitió, a criterio del gobernador-alcalde del territorio.

Ya en democracia, la Ley de Normalización Lingüística del año 1983 dio paso a la Ley de Educación de 1999, donde se aceptaba el catalán como lengua vehicular. A partir de ahí se genera un conflicto político, según el profesor Garvía, que se acrecienta con la sentencia del TC de 2010, que introduce el castellano en el currículo escolar como lengua vehicular al nivel del catalán. (Cuando un padre lo solicite la institución educativa está obligada a dar un 25% del currículo en castellano). Desde los últimos años, desde los estamentos políticos catalanes, se mantiene que existe tal conflicto y  un consenso en la sociedad por la impartición del catalán como lengua oficial para la enseñanza.

No ha habido estudios en Cataluña ni España sobre el nivel de consenso sobre la inmersión lingüística, de ahí lo novedoso de este estudio.

El estudio se realizó con una muestra de 2200 personas con unas entrevistas vía telefónica, inusualmente extensa de 45 minutos, en catalán o castellano a petición del entrevistado.

Las principales conclusiones son:

  • El 51,6% de los entrevistados desean recibir la primera enseñanza exclusivamente en catalán frente al 46,6% que no lo desean.
  • El 49,3% desean que sus hijos empiecen a escolarizarse en su lengua materna sea castellano o catalán frente al 46,2% que están en contra.
  • La población más joven es más disconforme con la inmersión lingüística.
  • Cuando los padres son inmigrantes están en contra de la I.M.
  • A mayor formación académica mayor disconformidad con la I.M.
  • Cuando se procede de una familia catalana autóctona, más a favor de la I.M.
  • A mayor formación en catalán mas conformidad con la I.M.
  • A mayor formación en castellano mas disconformidad con la I.M.
  • En general, los catalano-parlantes están más a favor de la I.M. que los castellano-parlantes.
  • Los tramos de edad más jóvenes y más viejos están más en contra de la I.M.

 

Es estudio además introdujo la variable “Independencia”, cuyas conclusiones fueron:

 

  • Los entrevistados más jóvenes no están a favor de la independencia.
  • En ambientes más urbanos son menos independentistas.
  • Familias con un padre/madre no catalán son menos independentistas.
  • Los catalanes con formación en catalán son más independentistas.
  • Las ciudades se muestran más abiertas, por lo tanto son más reticentes a la independencia y la I.M.

 

Como conclusión, el profesor Garvía sostiene que no hay consenso en la inmersión lingüística en Cataluña. Además no hay polarización en la población ya que las respuestas son contradictorias, no hay dos bloques enfrentados. Son los políticos independentistas los que no les interesa desactivar el conflicto lingüístico, pero tal conflicto no existe.

 

Ha resultado un ágora muy interesante a tenor de las conclusiones a las que se llega, muy lejos del relato que sobre la inmersión lingüística estamos acostumbrados a escuchar.

Saludos.

 

Raúl Gómez Soto

Alumno de MUSAP

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ágora: “El revisionismo de la Transición: A vueltas con la historia”.

La siguiente reseña versará sobre el ágora impartida por el catedrático José Álvarez Junco, el  15 de marzo de 2017 bajo el título “El revisionismo de la Transición: a vueltas con la Historia”.

Dicho ágora comenzó con una presentación de los acontecimientos más relevantes de la Transición española hacia la Democracia. Así pues, el primer detalle en el que quiso prestar atención fue en dejar claro que nadie logró acabar con la dictadura en los casi 40 años que se mantuvo vigente, dando cuenta de la efectividad de sus herramientas de represión.

Tras la muerte del dictador en 1975, todos se preguntaban acerca del devenir del régimen, ya que el que iba a ser sucesor de Franco – Carrero Blanco- fue asesinado, y  la figura de Arias Navarro como posible sucesor termina por no funcionar, así que el rey Juan Carlos decide decantarse por Adolfo Suárez.

En las elecciones del 15 de junio de 1977, Adolfo Suárez se alzó con la victoria bajo las siglas de UCD (Unión de Centro Democrático). En ellas, el PSOE se alzó como la segunda fuerza política.

Tras ello, se formaron las Cortes Constituyentes y se aprobó la Ley de Amnistía, se negociaron los Pactos de la Moncloa -con el objetivo de procurar la estabilización económica del proceso de transición al sistema democrático-. Un año más tarde vería aprobada La Constitución Española de 1978 -aún vigente- y en 1979 se celebrarían unas nuevas elecciones en las que Adolfo Suárez volvería a proclamarse vencedor.

En 1981, Adolfo Suárez se vio desprovisto de apoyos, por lo que gobierno del país quedó pues en manos de Leopoldo Calvo Sotelo.

El 23 de febrero del mismo año, el teniente coronel Antonio Tejero perpetró un intento de golpe de estado fallido, que propició que todas las fuerzas políticas se unieran en manifestaciones en oposición a un retroceso hacia un régimen dictatorial.

Para Álvarez Junto, la Transición supuso un cambio político relativamente fácil, ya que se produjeron pocas muertes si se compara con otros hechos históricos; y excepcional, porque el Estado logró mantenerse en pie. Por ello, fue un suceso inesperado que sorprendió al mundo, pues nadie fue capaz de predecirlo.

  • ¿Cómo se analizó la Transición?

La Transición ha sido analizada bajo varios puntos de vista, los cuales se clasifican en los distintos modelos que se presentan a continuación:

  • Los primeros análisis (en los cuales participó el ponente) se centraron en explicar que el proletariado se enfrentó a la burguesía por la defensa de la Democracia. Sin embargo, la realidad fue otra; no hubo movilización social, sino política, es decir, la burguesía no tuvo un papel relevante para estos hechos.
  • Modelo Funcionalista: Según este modelo, fue la industrialización de los años 60 lo que creó las clases medias, y éstas son las que crearon la democracia. (Este modelo tampoco es válido en su totalidad).
  • Modelo de Liderazgo: Esta explicación se cetra en que la clave no fueron las clases medias, si no las élites que acertaron en sus decisiones; en este caso Juan Carlos I, y Adolfo Suárez, quienes se vieron orientados por las fuerzas sociales.
  • Modelo Conspiratorio: Se sustenta en que todo fue una conspiración, pero es una teoría que no tiene demasiada fundamentación.

 

  • ¿Qué es lo que conviene estudiar de la Transición?

Es importante tener en cuenta el contexto comparado, es decir, preguntarse ¿qué pasaba en otros sitios?

Es el momento de la 3º ola de la Democracia en Europa. En Portugal la Transición, por ejemplo, fue muy distinta a la española; se vivieron 6 años de muchas tensiones, las cuales se solucionaron por medio de las fuerzas militares. También nos serviremos del ejemplo de Grecia, donde la familia real aprendió que si se apoya un golpe militar, la Monarquía cae.

Entonces, en los años 30 el contexto europeo iba en favor al modelo bolchevique. En el 77 del democrático.

Tras el exhaustivo repaso a los momentos más destacados de las Transición, así como a sus principales enfoques explicativos, el profesor Álvarez Junco acometió el último de los pilares de su conferencia: una suerte de recapitulación de lo tratado hasta el momento.

En este sentido, fue extremadamente crítico con aquellas visiones empeñadas en explicar muchos de los males actuales del sistema político a partir de la Transición. Estas explicaciones son erróneas –sostiene- en la medida en que conciben la Transición como un acontecimiento unilineal, homogéneo y cuyo desarrollo estaba de antemano prefijado. Por el contrario, y desde un prisma historicista y riguroso, habría de entender la Transición como un proceso político marcado por la complejidad y por una gran diversidad de actores e intereses. El resultado final de este proceso –el advenimiento del régimen democrático- sería por tanto fruto de la conjunción de determinadas dinámicas de poder, de luchas y negociaciones entre actores.  Al mismo tiempo, el profesor Álvarez Junco razona que es absurdo culpar a la Transición de algunos de los déficits actuales (bipartidismo, corrupción, desafección política, etc.): de ella sólo saldría un diseño institucional concreto, de tal manera que para explicar fenómenos posteriores habría que acudir a otros factores.

Dicho lo cual, ¿por qué se ha menospreciado tanto la Transición de un tiempo a esta parte? En opinión de Álvarez Junco, muchas de estas críticas carecen de fundamentación y obedecen sobre todo al intento de capitalizar políticamente aquel momento histórico. Momento histórico, aduce, que  habría de valorar enormemente al dar lugar a la única Constitución consensuada de la historia de España. En este sentido, el escenario actual debería rescatar el pilar de la Transición, que no es otro que el consenso.

Ahora bien, la defensa de la Transición y del marco constitucional no debe llevar a la idealización extrema. El profesor Álvarez Junco es partidario de la reforma de algunas cuestiones centrales, como pueden ser el excesivo peso del poder Ejecutivo sobre el Legislativo, la falta de democracia interna de los partidos y, sobre todo, el problema territorial. El principal problema para acometer estos cambios, sostiene, es la poca flexibilidad del marco constitucional, que sumado al actual panorama de polarización política, hace muy complicado cualquier intento de reforma.

En definitiva, la conferencia del profesor Álvarez Junco fue un ejemplo de lucidez intelectual, de reivindicación del análisis científico basado en la reflexión sosegada y rigurosa de los procesos socio-históricos. Fue por tanto una conferencia muy fructífera y que a buen seguro suscitó mucho interés entre todos los presentes.

 

 

 

Ester Domínguez

Elena Llano

Pablo Ortiz

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

SEMINARIO: “COMO HABLAR EN PÚBLICO“ Y “NEGOCIACIÓN”.

Los pasados 5, 6 y 7 de Abril; contamos con la presencia del Profesor Guillermo A. Sánchez Prieto, de la Universidad de Comillas para la impartición de dos seminarios: “Como hablar en público” y “Negociación”.

Comenzamos el seminario con el visionado de dos vídeos de discursos con el objetivo de poner en común, a priori, cuál era nuestra percepción de la calidad de los mismos. Por un lado estuvimos de acuerdo en la mediocridad del primero de la diputada Isabel Teruel y la calidad del segundo del eurodiputado del partido de los Verdes de Daniel Cohn Bendit. Y nos planteó dos preguntas:

  • ¿Cuándo un discurso es bueno y cuándo no?
  • ¿Cómo lo sabemos?

Si sabemos cuando es bueno o no…¿sabremos hacer un discurso?.

La primera razón por la cual se nos dan mal los discursos es por causa del estrés que produce, por varias causas: la novedad, la impredicibilidad, el descontrol y la amenaza para nuestra personalidad. Para poder entender el estrés debemos preguntarnos qué es y buscar una estrategia ,ya que la mayor parte de las veces es por una falta de tiempo para hacer lo que tienes que hacer.

La comunicación se hace para influir en el comportamiento de de las personas. Y por lo tanto cuando nuestro objetivo es hacer una buena comunicación debemos tener un objetivo claro al que llegar y tener bien trabajado el mensaje que queremos transmitir.

Después de estas nociones teóricas, nos adentramos en la realización de una practica de elaboración de un discurso, siguiendo el formulario de preparación que nos aportó el profesor; donde se especifica una serie de pasos:

Pensar en el discurso: objetivos, el público oyente, el contexto y la situación.

Planificar el discurso: tormenta de ideas sobre el tema, un título, y al menos tres ideas que desarrollar con un argumento y una evidencia (Dato + Fuente ).

Estructura del mismo : inicio, Argumento 1-2-3, recapitulación y frase de cierre.

Realizamos seguidamente por parte de cada alumno de un discurso de 5 minutos, que fue evaluado por parte de los compañeros y el profesor buscando los aspectos positivos y negativos. Por lo que fue muy constructivo para todos.

A partir de ese momento abordamos, con poco tiempo el tema de la negociación; donde el profesor nos contó su experiencia en México con negociadores de secuestros. Donde nos dio unas pautas y un plan de preparación de una negociación.

  • “ Concesiones de hoy, exigencias para mañana”. (Eurístico de disponibilidad: funcionamos con las personas en función de la información que disponemos de ellos.)
  • “Cuando sabes negociar, sabes porque ha funcionado”
  • “Se empieza negociando: Si tú…entonces yo”

En cuanto a los pasos de una negociación, se podrían resumir en 4:

  1. Definición de Intereses: necesidades y deseos que definen el problema. Es lo que nos hace decidir y la posición nuestra decisión final. Deben ser ordenados por prioridad.
  2. BATNA O MAAN: (Mejor alternativa a un acuerdo negociado) cuando alguien no satisface mi interés, hemos de tener una persona alternativa que lo haga.
  3. Posiciones: todo aquello que estoy o no dispuesto a hacer, pedir o dar. Hay que ordenarlas según las necesidades y cuantificarlas como mínimo o máximo.
  4. Criterios objetivos:para determinar tu posición. En base a juicios científicos, precedentes, leyes o el precio del mercado. Es decir, evidencias.En resumen,  ha sido un seminario muy interesante y práctico para nuestra vida laboral y académica. Un punto de partida para ir mejorando cada día.Hasta la próxima entrada.

                                                                 

Raúl Gómez

Ester Domínguez

Alumnos del MUSAP.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Última Ágora: ¿Consenso lingüístico en Cataluña? 26 abril a las 6.

La comisión académica del Master Universitario Sociedad, Administración y Política (MUSAP, @musap_upo) en colaboración con el Doctorado en Ciencias Sociales y el Doctorado en Historia y Estudios Humanísticos, se complace en invitarle a la lección magistral titulada

La política de inmersión lingüística en Cataluña. El consenso que no es.

que impartirá el Dr. D. Roberto Garvía (Catedrático acreditado de Sociología de la Universidad Carlos III de Madrid) con motivo de su participación en el Ágora del Master Universitario Sociedad, Administración y Política.

Síntesis de la conferencia: La política de inmersión lingüística en el sistema escolar catalán ha sido desde su instauración objeto de intensos debates; más intensos a partir de la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 y otras posteriores que la desarrollan. Pero a pesar de que este es un debate ya histórico, apenas existen datos sobre el grado de conformidad con esta política. En esta conferencia se presentarán los resultados del análisis de una nueva base de datos extraídos de una muestra representativa de la población catalana. El objetivo es dar a conocer el nivel real de apoyo con que cuenta esta política, así como los factores que mejor lo explican.

El acto tendrá lugar el 26 de abril, a las 18 horas, en el aula B.05 del edificio 45, Universidad Pablo de Olavide, Sevilla, Ctra. de Utrera, km.1 – 41013 Sevilla

Se ruega puntualidad. Más información sobre el autor, aquí.

Blog de MUSAP (https://musapupo.wordpress.com/)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“Los Problemas Sociales en los Municipios”

Los días 16 y 17 de marzo disfrutamos de la asignatura “Los Problemas Sociales en los Municipios”, impartida por María José Guerrero. En estas dos sesiones hemos tenido la oportunidad de aprender acerca del diagnóstico de los problemas sociales y la planificación y la evaluación de las políticas públicas mediante las que se pretenden abordarlos.

En este sentido, se ha definido como política pública toda acción que la Administración lleva a cabo como órgano competente en la atención de un determinado problema o necesidad y se han analizado cada una de las fases que conforman el proceso de una política, prestando especial atención a la planificación y la evaluación.  En consecuencia, la gestión pública se ha presentado como un proceso dinámico, integral, sistémico y participativo, que articula la planificación, implementación, seguimiento y evaluación de las políticas.

Respecto a la planificación, se ha hecho hincapié en la importancia de realizar un adecuado diagnóstico  para conocer con certeza cuál es el problema sobre el que intervenir y valorar en base a éste las mejores alternativas de respuesta. Para realizar un adecuado diagnóstico se ha recomendado  analizar  las  debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (DAFO) y, a partir de él, formular estrategias  para corregir, afrontar, mantener y explotar (CAME) lo analizado.

María José Guerrero, rompiendo con la tradicional identificación de la evaluación como la fase final del proceso de una política, ha presentado la evaluación como una tarea transversal e integral dentro del proceso de una política.

Esta redefinición de la evaluación obedece a un cambio de paradigma, pasando de la evaluación clásica a la evaluación pluralista. De este modo, la evaluación no sólo consiste en verificar la consecución de los objetivos de una política, sino también en detectar  las debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas de una política en cada una de sus fases para  poder rediseñarla. Para ello,  es necesario llevar a cabo un seguimiento de todo el proceso de la política con objeto de recabar la información necesaria para realizar la evaluación.

Asimismo, se ha destacado que la evaluación debe tener una utilidad social, siendo empleada como mecanismo de rendición de cuentas. En este sentido, la evaluación no sólo es una actividad desarrollada  voluntariamente desde la Administración con objeto de conseguir aumentar la eficacia y eficiencia de las políticas,  sino una responsabilidad de la Administración, al tener el deber de responder públicamente ante las exigencias de la ciudadanía.

A continuación, se han indicado las fases de las que consta un diseño de evaluación, siendo éstas las siguientes:

  1. Analizar los objetivos generales y específicos de la política con objeto de valorar su evaluabilidad. En este punto, se ha comentado que, en algunos casos, es preciso redefinir los objetivos de la política para posibilitar su evaluabilidad.
  2. Desarrollar el estudio de evaluación.
  3. Comunicar los resultados de la evaluación e incorporar las lecciones aprendidas.

Tras ello, se ha propuesto utilizar un modelo mixto a la hora de diseñar una evaluación y se han expuesto los principios rectores de una evaluación, siendo éstos,  la racionalidad y la coherencia.

La racionalidad se sustenta en la relevancia y en la pertinencia de una política. Por un lado, para valorar la relevancia se debe, en primer lugar, realizar una priorización de las necesidades en base al binomio exclusión-integración, considerando cada una de las dimensiones de la exclusión un criterio de evaluación que incluye sus pertinentes indicadores. En segundo lugar, se debe analizar el problema o necesidad que aborda la política, las causas y los efectos de este problema, así como, la población objetivo y el contexto socio-económico.

Por otro lado, para evaluar la pertinencia, se debe valorar la coherencia de los objetivos de la política en función  del problema que pretende abordar. Para ello, se propone como instrumento el árbol de problemas.

En cuanto a la coherencia, se comenta que se debe evaluar su dimensión interna y externa. La coherencia interna hace referencia a la correspondencia de los objetivos con los niveles del problema, mientras que la coherencia externa corresponde a la compatibilidad y sinergia de la política objeto de evaluación con otras políticas que están siendo implementadas en el mismo espacio y tiempo.

En definitiva, hemos disfrutado de unas sesiones participativas en la que hemos podido comprender la importancia de realizar una evaluación integral de las políticas públicas y aprender las pautas básicas para diseñar una adecuada evaluación.

Autoría: María Vilches, alumna de MUSAP 2016/2017. 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario