Transparencia en las organizaciones y en la administración pública

La asignatura de “Transparencia en las organizaciones y en la administración pública”, se desarrolló durante los días 8 y 9 de febrero. Estuvo a cargo de David Rey Jordán, que es activista y co-fundador de OpenKration, una asociación que surge como respuesta a las inquietudes de un grupo de ciudadanos, motivados por inculcar en la sociedad y, especialmente, en las Administraciones Públicas los principios del Gobierno Abierto (Open Government) y los Datos Abiertos (Open Data).
David Rey, aún no siendo profesor de la universidad, impartió unas magníficas clases,  partiendo desde la visión y parte más práctica de la asignatura, idea en la que se fundamentó para el desarrollo de la misma, dando algunas connotaciones teóricas, pero sin extenderse demasiado en éstas.
Comentaba en la presentación, que desde el MUSAP se intenta que haya profesionales no académicos, para facilitar al alumnado una visión más amplia de los diversos temas, no sólo desde el ámbito teórico y docente, sino también desde la praxis.
David Rey comienza, explicando que la Ley que regula el acceso a la información para Andalucía (Ley 1/2014, de 24 de junio, de Transparencia Pública de Andalucía), es una de las leyes más avanzadas en España dentro de este ámbito, adelantándonos que su aplicación práctica es otra cuestión. Nos encontramos pues, con una ley muy cuidada en el papel, discordante con el uso que hacen algunas administraciones sobre ésta, a la hora de ponerla en práctica.
Este acusado contraste, lo podemos encontrar principalmente en el cumplimiento de aquellos parámetros establecidos para la justificación de su aplicación, que, efectivamente se ejecutan legalmente, pero que se quedan paralizadas en un primer paso teniendo como resultado el mero reflejo de una buena aplicación de la misma. En otras palabras, lo que nos encontramos en muchas administraciones, es la incorporación de la ley, para el cumplimiento de la exigencia de su instauración, pero distanciándose del fin que persigue y para la que fue creada.
A continuación nos pide que expliquemos qué expectativas tenemos sobre la asignatura y qué queremos saber sobre transparencia, a lo que los alumnos respondemos; “dificultades de su aplicación”; “saber cómo puede un ciudadano exigir a la administración ser más transparente”; “cómo se le puede aplicar esta ley a los partidos políticos”; “cuestiones como, si la ley de transparencia es valorada por los ciudadanos”, etc.
La clase avanza, resaltado la importancia de despertar el interés de las personas de forma individual hacia esta ley. El objetivo sería, poder indagar a través del ejercicio práctico, y así poder obtener respuestas ante un problema inicialmente planteado, ayudándonos de la administración como una parte implicada más, dentro del proceso.
No podemos olvidar la importancia del uso de la tecnología, como una herramienta para la obtención de esta información, y destacado instrumento para establecer un feedback, entre ciudadanos y administraciones, para la consecución de soluciones a los problemas planteados por los ciudadanos ante las administraciones.
Se abre un debate en clase a raíz de la siguiente pregunta “¿Por qué creéis que una administración pública tiene que ser transparente? A la cuestión respondemos; “porque trabajan con dinero público”; “porque genera confianza”; “porque tiene que ser un ejemplo para el resto de ciudadanos”; “porque genera valor público al estar al servicio de la ciudadanía”; “porque tenemos derecho a saber que se hace con nuestro dinero”, etc.
Estas repuestas, algunas basadas en la ética pública, sirven para enlazar la explicación de los diferentes tipos de transparencia en el ejercicio de sus funciones a la hora de facilitar la información a los ciudadanos.
Tipos de transparencias:
  • Transparencia focalizada: es aquella información referida a un determinado tema, que despierta el interés solamente de un sector de la población (específica y explícita).
  • Transparencia colaborativa: es aquella información facilitada al ciudadano por la administración pública, a través de datos abiertos (open data), sin la existencia de terceros que sesguen la información, para así seguir construyendo nuevos datos.
  • Transparencia pasiva: es la información a petición del ciudadano, bajo el ejercicio de su derecho a solicitarla a cualquier institución pública.
  • Transparencia activa: es la obligación de las instituciones a hacer públicas sus actuaciones, sin una solicitud previa por el ciudadano, de forma detalla y actualizada.
Explica Rey, que el concepto de Gobierno Abierto, favorece la transparencia colaborativa, generando valor, no sólo ético de transparencia, sino de participación democrática, vinculando la ciudadanía y gobierno. Este concepto, implicaría estar en continuo contacto con la ciudadanía, combinando datos. Este binomio tendrá incluso un impacto económico, ya que la información que se genera desde las instituciones públicas, genera un gran interés para las empresas, por lo que se contribuirá al crecimiento económico y generación de empleo, así como mejorará la obtención de resultados a menor coste.
La estrategia colaborativa, además de formar parte del logro del sector colaborativo, supondría un elemento promotor de innovación dentro del sector público. Desde esta perspectiva, los ciudadanos  pasarían a formar parte activa del logro de la información, gestionándose y actuando de forma mucho más ágil, fluyendo la comunicación y el establecimiento de un feedback entre ciudadano y administración, convirtiéndose ambas en receptoras y facilitadoras de información, y facilitándose también los canales para que la ciudadanía participe. Por lo tanto, la población, sería el motor externo.
El concepto de transparencia deberá entenderse, no sólo como la accesibilidad a la información y a los documentos de forma completa, sino también como una forma de evaluación sobre cómo estos datos son presentados a los ciudadanos, facilitando la posibilidad poder trabajar con ellos, en diferentes formatos tratables que faciliten el trabajo, así como la temporalidad con la que son actualizados.
De forma más esquemática, podremos decir que para que el Gobierno Abierto, sea considerado como tal, deberán darse una serie de pasos, para no quedarse en “buenas intenciones”. Estos son las siguientes; 1) elaboración de un diagnóstico/auditoría de datos; 2) preparación/adaptación de las instituciones; 3) publicación/ a través de diferentes soportes (infraestructura y tecnología); 4) reutilización de la información del sector público (Ley 37/2007, de 16 de noviembre, sobre reutilización de la información del sector público); y 5) supervisión (indicadores predeterminados, que permiten evaluar tanto el grado de transparencia de las instituciones como el nivel de Open Data).
En este momento de las clases, entramos a establecer la diferencia entre “dar información pública” y “ofrecer datos abiertos”.
Estos conceptos se diferencian claramente porque en una estrategia de información pública (de transparencia activa), los gobiernos y la administración pública dan información que consideran de interés para la población, bajo el prisma y el criterio de la propia administración, por lo tanto la información estará sesgada.
Por otro lado, los datos abiertos, ofrecen a los ciudadanos, datos en crudo, sin ningún tipo de filtro, lo cual ofrece la posibilidad de su extracto para que el ciudadano sea el filtro y el transformador externo, del que hablábamos en unos párrafos más arriba.
Si abrimos la administración a los ciudadanos, se ofrece la posibilidad de una comunicación y participación más equitativa, se abren los canales de comunicación, por lo que la fluidez, será mucho mayor, y así cada vez será más fuerte.
Ahí quedó la primera sesión.
Al día siguiente, la sesión estuvo mucho más orientada a comprobar a través de varias páginas web, el tipo de metodologías que usan de apertura de datos y todo aquello que fuimos viendo durante la parte teórica. Es cuando visitamos páginas como; www.sielocal.com, www.rti-rating.org, www.meloda.org, etc.
También entramos en diferentes páginas de instituciones públicas, para poder indagar sobre el nivel que ofrecen de transparencia en sus datos a los ciudadanos, teniendo en cuenta sobre todo: cómo está publicado, su acceso (copyright, licencias, etc.) el formato (pdf, html, etc.) así como la temporalidad de las actualizaciones (simultáneas o puntuales).
Parte de esta sesión fue empleada para la explicación y comprensión de la actividad a desarrollar sobre la asignatura a modo de evaluación y que deberemos presentar con fecha límite el 28/02/2018.
Finalmente, tras las dos sesiones, una más teórica y otra más práctica, concluimos la asignatura haciendo referencia a la fundamentación del principio de transparencia en el que ha de basarse toda Administración que quiera realmente facilitar la labor hacia el acceso a la información de los ciudadanos, estas son: transparencia, estrategia, participación e implicación.
Ascensión Fernández Perea.
Alumna del MUSAP 2017/2018.
Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

2018: ¿reforma electoral en España?

En 2014, con las elecciones al Parlamento Europeo, se inició un cambio político en España, que ya se ha consolidado en el sistema de partidos. Hoy en día ya nadie habla de que España es un Estado con un sistema bipartidsta, pues además del PP, PSOE y los clásicos PANEs (Partidos de Ámbito No Estatal), hay que sumar dos fuerzas políticas: Podemos y Ciudadanos. Estos suponen una amenaza en el espacio electoral de los partidos tradicionales y, de hecho, prácticamente ya se han tragado a Izquierda Unida y UPyD, respectivamente. No obstante, ambas formaciones son conscientes de que en este juego hay unas reglas que les impiden competir en igualdad de condiciones que sus grandes rivales. Por ello, pese a no compartir ni ideología ni forma de hacer política, Podemos y Ciudadanos han empezado a unir fuerzas para librar un nuevo frente: la reforma del sistema electoral en España. Es la primera vez que se alía la “nueva política” en el debate público, aunque por razones pragmáticas.

Precisamente, los días 18 y 19 de enero, en el MUSAP tuvimos la asignatura de Electores, Elecciones y Gestión Pública, impartida por Antonio Jaime Castillo, Doctor en Sociología y actual profesor en la Universidad de Málaga. El prof. Jaime cuenta con una nutrida trayectoria como investigador en temas de Sociología Política, Elección Pública, Sociología Económica y Métodos Cuantitativos de Investigación Social. Durante dos días, en el aula del MUSAP hablamos sobre el sistema y comportamiento electoral. Su tesis al respecto era clara: el sistema electoral no determina, pero influye mucho en los resultados electorales, junto a la cultura política y el sistema de partidos de un territorio. Así pues, que los elementos del sistema electoral sean de una forma u otra no lleva a que gane un partido u otro, pero sí surte efecto a la hora de traducir los votos en representación parlamentaria, beneficiando a unos partidos y perjudicando a otros. Observando el Índice de Proporcionalidad Electoral en España, tradicionalmente el Partido Popular y, en menor medida, el Partido Socialista han resultado beneficiados del régimen electoral, en detrimento de Izquierda Unida. Ahora, los nuevos partidos toman el relevo de esa dolencia, especialmente Ciudadanos, obteniendo un menor porcentaje de escaños en el Congreso de los Diputados que porcentaje de votos logrados. ¿Por qué ocurre esto?

Para entenderlo, primeramente tenemos que entender que existen dos principios que inspiran los sistemas electorales de los regímenes democráticos: el proporcional y el mayoritario. El primero está orientado a producir una cámara representativa lo más parecida posible a la composición social. El segundo, sin embargo, persigue la producción de un gobierno apoyado en la estabilidad de mayorías. Así pues, en un sistema proporcional, tiende a haber más gobiernos de coalición y gran fragmentación parlamentaria, mientras que en un sistema mayoritario, los ejecutivos están formados por un partido estable y los partidos más pequeños están infrarrepresentados en el parlamento. La combinación de los diferentes elementos del sistema electoral conduce a un modelo u otro. Estos elementos son:

  • Número de escaños a repartir. Cuantos más escaños, más proporcional es el sistema, pues más representación cabe en el parlamento. Actualmente en España se eligen 350 diputados, pero la Constitución permite hasta un máximo de 400.

 

  • El tamaño de la circunscripción. Una circunscripción es el conjunto de electores que eligen un número concreto de diputados. Normalmente, la circunscripción suele ser territorial. Por ejemplo, En España, la Constitución establece que para las elecciones generales la circunscripción sea provincial, un modelo que se ha tomado también para las elecciones autonómicas. Sin embargo, en las elecciones europeas, la circunscripción es única, es decir, incluye a todo el territorio del Estado español, haciendo realidad la máxima de “una persona, un voto”. No es de extrañar, que el cambio mencionado al principio de este artículo se haya producido en el contexto de las elecciones europeas, en las que el porcentaje de actas parlamentarias logradas por cada partido se corresponde con el porcentaje de votos obtenido. En el modelo de circunscripción provincial en España, los 350 asientos en el Congreso se reparten de forma mixta: territorial -2 asientos por cada provincia- y poblacional –el resto de escaños se divide en función de la población de cada provincia-. Así, mientras los electores de Madrid eligen a 36 diputados/as, los de Soria eligen a 2. ¡Adivinen en qué provincia tienen menor probabilidad de obtener representación los nuevos partidos! Así es, cuanto más amplia sea la circunscripción, más proporcional es el sistema, mientras que cuanto menor sea el número de escaños a elegir sobre un electorado común, más mayoritario es el sistema. Un ejemplo de sistema mayoritario es el Reino Unido, con circunscripciones uninominales, en las que solo se elige a un representante.
  • La fórmula electoral. Esta es la fórmula matemática a través de la cual se reparten los escaños de cada circunscripción entre los candidatos. Existen fórmulas mayoritarias, como la en Estados Unidos, donde el partido ganador de las elecciones se lleva todos los cargos a elegir (winner-take-all). Sin embargo, el grupo de fórmulas más abundante es el de las proporcionales, habiendo unas más proporcionales que otras. La Ley D’Hondt es la que se aplica en España. Esta se encuentra dentro de la clasificación de fórmulas por divisores, junto con otras como St. Lagüe y sus variantes. La diferencia se encuentra en que en la ley d’Hondt los votos se van dividiendo entre divisores (1,2,3,4…) mientras que con el modelo St. Lagüe, los divisores son más amplios (1,3,4,7..). De esta manera, a la hora de hacer el reparto de escaños en función del número de votos, los partidos pequeños tienen más probabilidades de obtener escaño. Por ello, la Ley d’Hondt, dentro del grupo “por divisores” está más próxima a las fórmulas proporcionales. No obstante, existe otro grupo más proporcional, el de “restos mayores” dónde se incluyen: Hare, Hagenbach-Bischoff, Imperiali y Droop.
  •  La barrera legal. Este es el porcentaje mínimo que por ley debe obtener cada partido para poder optar al reparto de escaños en el proceso de asignación. Para las elecciones generales en España, los partidos que no lleguen al mínimo del 3% del total de votos por circunscripción, no pueden obtener ningún escaño. En la realidad, la barrera real para obtener algún escaño es superior a la legal, por lo que prácticamente esta no surte ningún efecto.
  • La candidatura. Esta es la forma en la que los partidos presentan a las personas candidatas a ser representante. Pueden ser listas cerradas, como en el actual modelo para el Congreso de Diputados, cerradas no bloqueadas (el elector ordena según su preferencia a los diferentes candidatos) y listas abiertas, como en el Senado (el elector puede elegir entre candidatos de diferentes partidos y establecer su orden preferencial).
  • Procedimientos de voto. Este elemento se refiere a la forma en la que el elector puede elegir a su representante, en función de los escaños a repartir. En el voto único, el votante elige una candidatura, independientemente del número de escaños asignados a su circunscripción); voto múltiple (tantos votos como cargos a elegir); voto múltiple limitado (menos votos que cargos a elegir); voto acumulativo (todos los votos pueden ir a un único candidato); voto preferencial (se establece un orden entre las opciones elegidas).

Todos estos elementos confeccionan la entrada al terreno de juego de la política en democracia. El terreno de juego en España, se puede decir que tiene muchas puertas (circunscripciones) algunas con puertas muy grandes (provincias muy pobladas como Madrid, Barcelona o Valencia) pero otras muchas muy pequeñas (Soria, Huesca o Teruel), debido a la fórmula electoral. Podemos y Ciudadanos centran su reforma electoral en la fórmula, apostando por el modelo Saint Lagüe, lo que haría que la representación parlamentaria fuese más proporcional, al obtener estas formaciones más escaños. No obstante, es el tamaño de la circunscripción, especialmente acentuado en las provincias con menos población, el elemento que produce un efecto mayoritario en nuestro sistema electoral. Si tomásemos las Comunidades Autónomas como circunscripciones electorales, en lugar de las provincias, el sistema electoral español sería más proporcional. Pero para eso, habría que reformar la Constitución. Otra posible solución para mejorar la proporcionalidad del sistema es ampliar el número de diputados a 400, algo que la Constitución sí permite.

El problema de un sistema electoral proporcional es la gran fragmentación parlamentaria, provocando el riesgo de que no haya acuerdo para formar gobierno, o que este sea muy débil. Sin embargo, el sistema que tenemos ya nos ha llevado a esta situación, siendo un buen indicador la baja producción legislativa de las Cortes de la presente legislatura y el retraso en la aprobación de los presupuestos.

En conclusión, contestando a la pregunta planteada en el título, es posible que el nuevo sistema de partidos acabe siendo la causa de la reformulación del sistema electoral en 2018, pero esta cuestión debe estar acompañada de otra: ¿se transformará también la cultura política en aras de más diálogo, negociación y acuerdo entre los grupos parlamentarios? ¿O este diálogo solo se dará entre los nuevos partidos para reformar la ley electoral y luego seguir combatiendo desde las trincheras? Es cierto que la sociedad española ha cambiado y es más plural, por lo que la demanda de mayor representatividad es legítima. Pero no debemos olvidar que la proporcionalidad exige mayor capacidad de consenso. Y si no, ahí estará Italia para recordárnoslo, país que tuvo que adoptar un modelo mayoritario por la continua inestabilidad y falta de gobierno.

Daniel Regueiro. Alumno del MUSAP 17-18

 

Publicado en Ciencia Política, Uncategorized | Deja un comentario

Ágora: “Posverdad, desinformación, redes sociales y campañas electorales” (Ponente: Enrique Benítez Palma)

Información de interés sobre el conferenciante e introducción:

Si una particularidad tienen los Ágoras, es la oportunidad que brindan de abordar temas de actualidad que complementen los contenidos de los distintos módulos que conforman el MUSAP. Este Ágora es un ejemplo de ello, abordando una cuestión que ha entrado a formar parte de la agenda política y mediática. La reciente creación en el Parlamento Europeo de un grupo de discusión sobre fakenews, la inclusión en la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de las campañas de desinformación como amenaza, o las portadas dedicadas por medios internacionales a este fenómeno (The economist, noviembre 2017).

En esta ocasión Enrique J. Benítez Palma es el responsable de ilustrarnos sobre la materia. Este economista malagueño completó su formación en Metodología Estadística, antes de desempeñar distintos cargos políticos ligados al gobierno andaluz, y formar parte del parlamento autonómico (2012-2015). En la actualidad es consejero de la Cámara de Cuentas de Andalucía, cargo que compagina con sus numerosas colaboraciones en medios de comunicación y conferencias en distintas instituciones académicas y culturales. A continuación, adjuntamos enlaces de interés, en los cuales se puede encontrar información, publicaciones, etc. sobre el propio conferenciante:


 

Ágora en detalle

Internet se ha convertido en una herramienta muy útil para obtener información de primera mano, todos los seres humanos jugamos a informarnos unos a otros sin tener en cuenta el tratamiento que debe tener una noticia antes de que vea la luz pública. Por esta razón, nace lo que hoy planteamos: la Posverdad, término fue elegido concepto del año en 2016, y muchas personas la asocian con mentira o bulo, no se refiere a esto como tal, pero es algo más complejo, y está relacionada con los siguientes aspectos:

  • Reafirmación de nuestras convicciones y prejuicios.
  • Tiene un carácter voluntario e inconsciente.
  • La formación de una burbuja informativa que se va retroalimentando con lo que proporcionamos en las redes sociales.
  • Personalización=aislamiento: Las Redes nos muestran lo que queremos ver.
  • Cambio en nuestra forma de relacionarnos con la información.
  • Importancia no del mensaje, sino del mensajero.

Este concepto ha llegado hasta la esfera política donde tiene un valor trascendental sobre todo a través de la crisis financiera y donde el dato más relevante es que las instituciones públicas se han sumido en la desconfianza de la población.

Siguiendo esta línea aparece otro término y es el de la economía colaborativa donde la gente desconfía en los medios y en sus intermediarios gubernamentales pasando a confiar en una persona desconocida, y un ejemplo claro de esto es Blablacar, y es por ello que se demuestra que este modelo tiene un paralelismo con el consumo de información.


El otro bloque tratado en esta ágora es el de Fake News, que según el Parlamento Europeo se define como: “noticias basuras generadas con intencionalidad comercial o política”, es decir, siempre hay intencionalidad y ánimo lucrativo y el mejor ejemplo en España de uso de Fake News es OK Diario. Lo que se intenta con este concepto es aglutinar a masas (se dirigen a personas con escasa formación) y aprovechan las Redes Sociales, donde no hay filtros y es más fácil engañar, y así la página anunciante ganaría en suscriptores o visitas. Se trata pues, de un nuevo modelo de negocio donde los usuarios son el producto, y los anunciantes son los verdaderos dominantes económicos, y dicho modelo está adquiriendo cada vez más fuerza.

Al estar en contacto con las Fake News, debemos tener en cuenta la calidad de la información, pues tal y como afirma Enrique, en nuestra vida cotidiana exigimos calidad a todo lo que compramos; con la información deberíamos hacer lo mismo, ya que las Fake News simulan periodismo serio y esto puede ser peligroso para la masa social. Hoy en día, es necesario una regulación de la información, pues el objetivo de las Redes Sociales no es informar, es obtener beneficios y esto, al final, acaba afectando al sistema, por lo que Facebook o Twitter, entre otros, han establecido políticas de regulación de información; además, han nacido plataformas dedicada exclusivamente a contrastar la información que podemos encontrar en la red (fact-checking).


Para aclarar más estos conceptos podemos sintetizarlos en: Posverdad: Prejuicios que se le reafirman a los usuarios, Fake News: manipulación interesada con fines lucrativos y, Desinformación: información incompleta, sesgada o errónea.


Una vez aclarados todos los conceptos, en el siguiente bloque tratado en este ágora, se ejemplifican en diferentes campañas electorales producidas en EEUU, el Brexit y la relación entre Trump con Rusia. Entre lo que destacaríamos el gran uso de Trump de las Redes Sociales (que aunque no fuera decisivo, si ayudó a que llegara a presidente), la doctrina Gerasimov en la relación entre Trump con Rusia, y la manipulación de datos acerca de lo favorable que era para Reino Unido su salida de la Unión Europea.


 

Preguntas finales:

Respecto a las preguntas finales realizadas por los oyentes debemos destacar algunos saberes más impartidos por el conferenciante, los cuales son los siguientes:

  • Sobre la economía colaborativa, no se muestra partidario a su prohibición, sino que habla de la necesidad de regulación de este tipo de empresas que realizan competencia en desigualdad de condiciones. Además, fomentan los independet workers a los que les trasladan todo el riesgo de su negocio. El ponente llega a denominar este modelo de negocio como ultracapitalismo.
  • Al ser preguntado por la regulación de contenidos en Facebook, Enrique Benítez también entiende la necesidad de regular información y contenidos en Redes Sociales como Facebook, que aunque digan que están comprometidos con ello, realmente es mentira porque nadie les obliga, y no se esfuerzan más allá que censurar desnudos y poco más.

 

Valoración de la conferencia:

Este Ágora nos ejemplifica de la mejor manera la gran saturación de información a la que estamos sometidos, y por ello el uso de Internet y el ansia información pueden llevarnos a errar no contrastando la información que se nos proporciona en las Redes.

Hemos aprendido que Posverdad, Fake News y Desinformación son diferentes y afectan de distinta manera al paradigma social, así como las Redes Sociales afectan a la información y la difusión de las mismas. Además, no se puede negar la fuerza de estos 3 conceptos en los procesos de manipulación de las masas.

La conferencia se hizo muy amena, dinámica y muy interesante por la actualidad de estos temas y también debido a que hubo muchos contenidos e informaciones cautivadoras que se nos escapan a los que no somos tan expertos en el tema. Por tanto se agradece y  valora este tipo de oportunidades para adquirir conocimientos de este valor.

 

Fco. Javier Callejón, Andrés García y Jorge Rosa (Alumnos del MUSAP 2017-2018)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Nacionalismos y estados en Europa

El pasado jueves y viernes, 23 y 24 de noviembre respectivamente, tuvimos el placer de que el profesor David Soto, nos impartiera la asignatura “Nacionalismos y estados en Europa”, correspondiente al “Modulo 1: Europa en Andalucía”. David Soto es doctor en Historia Contemporánea por la Universidad de Santiago de Compostela, y en el año 2003 se incorporó como profesor de Historia Contemporánea a la UPO y ha impartido cursos de máster y doctorado en varias universidades.


La clase comienza con una breve introducción acerca de la cuestión nacional, la cual comenta ha sido uno de los problemas más recurrentes en el mundo contemporáneo desde las revoluciones liberales. Además, nos expone como curiosidad muy interesante, que al menos yo no conocía, y es que el nacimiento de la Historia como disciplina académica, surge debido a la necesidad de dotar a los Estados-Nación europeos de historias nacionales suficientemente antiguas.


Adentrándonos más en materia, sale a la palestra el término nación, el cual se trata de una construcción social que nace con las revoluciones liberales y que ha ido mutando con el tiempo, y es a partir de la Revolución francesa cuando el Estado empieza a ser  considerado Nación.                                                                                                                              Cuando nos proponemos a intentar definir el término nación, se distingue entre definiciones constructivistas o subjetivas (el nacionalismo precede a la nación) y esencialistas u objetivas (la nación precede al nacionalismo), y esta distinción es la base de la distinción entre nacionalismos políticos (surgen porque los ciudadanos quieren) y étnicos (no depende de los ciudadanos). Estos son tipos puros, pero en la práctica histórica se entremezclan elementos de ambas y es en este contexto de complejidad destacamos dos frases bastante aclaratorias y explicativas:

  • Para Giuseppe Mazzini: “La patria es, ante todo, la conciencia de la patria” 
  • Para Ernest Renan: “La existencia de una nación es un plebiscito diario”    

Analizando el fenómeno desde un punto de vista histórico, extraemos la conclusión de que la nación se compone de 3 elementos esenciales: territorial, gubernativo e identitario.

  • El componente gubernativo (espacio del State Building) implica atender a la relación  entre Nación y Estado, y es aquí donde Beramendi los distingue como:   
    • Estado: Poder político soberano, institucionalmente diferenciado y competencial y territorialmente excluyente.
    • Estado-nación: Propio del mundo contemporáneo en el que los estados han pretendido hacerse equivalentes a naciones más o menos homogéneas.
  • El componente identitario explicita que la nación implica cohesión social. El espacio del Nation Building (la identidad nacional como identidad política construida).                                                             

Entrando en materia de nacionalismo, David, nos aclara que este mismo sale de la izquierda ideológica, pero sin embargo siempre se le atribuye a la derecha, y que, en contra de lo que se piensa, todos los nacionalismos españoles nacen a finales del s. XIX. También nos muestra como en esencia existen dos grandes formas de entender el nacionalismo:       

  • Como una ideología (Kedourie, Gellner, Hobsbawm).
  • Como un lenguaje de comunicación política (Anderson). Este mismo autor define nación como “comunidad política imaginada como inherentemente limitada y soberana”.

Por último, me gustaría destacar someramente, lo que el David Soto denomina la ruptura del consenso constitucional de postguerra, donde a partir del cual se empieza a vislumbrar un cambio de ciclo con el surgimiento de nuevos actores políticos, el ascenso de extrema derecha en países como Austria, Francia o Alemania, el triunfo del Brexit o el tema de moda en nuestro país, la cuestión catalana.

Jorge A. Rosa Suano, alumno del MUSAP (curso 2017-2018)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los movimientos sociales y las transformaciones en el mundo rural

Llegando al módulo cuatro del Máster Universitario Sociedad, Administración y Política, denominado Economía Política, nos adentramos en el apartado de Los movimientos sociales y las transformaciones en el mundo rural, sección impartida por Antonio Herrera González de Molina, profesor de la Universidad Pablo de Olavide, doctor en Historia Contemporánea con la tesis “Sindicalismo agrario en la transición democrática española”; resulta un profesor adecuado para explicar este apartado, dando una perspectiva histórica necesaria para entender los movimientos sociales y las transformaciones producidas en el mundo rural, en concreto, en Andalucía.

Al empezar el temario, Antonio quiso dejar claro los diversos tópicos que se tienen de Andalucía tanto en el resto de España como a nivel Internacional. Para empezar, hay que establecer dos premisas que tienen las personas y que ayudan a explicar estos tópicos. Se trata de la visión de si hay un avance industrial pues se considera un gran paso para la población como pasa en el norte de España y,  en el caso del mundo rural, este se identifica con atraso, como pasa en Andalucía, tierra dedicada a la agricultura por excelencia. No solo se queda esto aquí, sino que además se tiene la idea del jornalerismo, tierra de bandoleros y de caciques; idea que empieza a construirse  en 1898 con el movimiento regeneracionista donde se establece la idea de decadencia de España al perder las últimas colonias que le quedaban.

¿Por qué identificamos las zonas rurales como símbolos de atraso? Como hemos planteado anteriormente, el mundo urbano donde se considera un mundo avanzado en cuanto a nivel económico con la industrialización, al nivel político con la estabilidad política pues el mundo rural era considerado un universo lleno de huelgas y revueltas por parte de la población donde exigían una serie de derechos o leyes que les favoreciera y, en lo referido a nivel social, el contraste atraso/avance también cala dentro de la población debido principalmente a las ideas políticas surgidas desde la urbe. Además, otro síntoma que hay que señalar es la idea de atraso achacado a cuestiones culturales y, por último, el fracaso agrario con respecto a Inglaterra donde los niveles de producción eran mucho más elevados en relación a Andalucía. Es decir, había un fracaso agrario, social, político e industrial donde Andalucía estaba sumergida y que le hacía no estar preparada para la democracia moderna, lo cierto es que una democracia siempre está inacabada, siempre surgen movimientos sociales que hacen que la democracia avance o retroceda.

Como hemos señalado anteriormente, la idea de atraso surge con la corriente regeneracionista en 1898, considerado el año del gran desastre donde España pierdes sus últimas colonias: Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Hay que remarcar tres momentos de España en democracia donde el universo agrario tiene una gran repercusión como son:

  • El sexenio democrático ( I república) → 1868 – 1874
  • II república 1931 – 1939
  • Transición española 1975 – actualidad

El relato que hemos escrito sobre la democracia española se basan en esos tres momentos de democracia fuerte, lo que nos encontramos en el ámbito local y rural son numerosas movilizaciones. Entre la primera república y la segunda hay una relación histórica, hay elementos comunes que hacen que exista una politización social entre los años donde no existe la democracia. Cuando se origina el sexenio democrático, surge porque hay una gran movilización social, esto sucede en el ámbito local que luego dará origen a la segunda república donde esta fue desmontada por un grupo militar que se sublevó contra el gobierno establecido democráticamente aunque luego le apoyase el resto del país. En la segunda república, nacen muchos partidos políticos, hay mucha movilización en contra del caciquismo, nace el PSOE y numerosos partidos republicanos como el de Pi y Margall.

Siguiendo la línea cronológica establecida en el siglo XX, la crisis del petróleo de los años 60 afecta considerablemente a la agricultura, los costes externos para hacer rentable la producción son cada vez mayores por lo que los beneficios son cada vez más bajos, esto conlleva que el mundo rural se desprestigie. En los años 70 llega la democracia aunque sigue habiendo mucha presencia de pensamiento franquista pues muchos de los dirigentes políticos siguen presente en el nuevo régimen democrático. Respecto a Andalucía, se mantiene la idea de que es una zona subdesarrollada; aparece un cambio en la organización territorial  debido al Estatuto de Autonomía de Andalucía en 1977. Ya en los años 80 aparecen las políticas asistenciales para la agricultura donde el resto de España tiene la visión de que en Andalucía se vive del subsidio, además cobra vida el concepto de clientelismo político o caciquismo.

En la actualidad, sabemos que la crisis del Estado en los años 50 trajo consigo varios cambios: la población empieza a dudar de si el Estado es capaz de solucionar los problemas, cambio de escala de local a estatal (cambio climático, crisis ecológica, etc) y la crisis de la capacidad financiera ligada a la capacidad del gasto público mediante impuestos. Luego vendrá la reforma agraria de 1984 donde simbólicamente tuvo un gran potencial en Andalucía pero que tuvo poca repercusión pues el mundo rural ya se había modernizado y el problema ya no era la propiedad de la tierra. Por último, en esta clase hemos aprendido que Andalucía sí ha crecido durante el siglo XX, la historia ambiental ha demostrado que hay diferencias climáticas, en concreto, diferencias pluviométricas, entre Reino Unido y España por lo que es complejo hacer una comparación entre ambos países y, como apunte final, no se puede achacar el atraso a cuestiones culturales, idea que sigue presente y que aún queda mucho camino por recorrer para cambiar esta imagen.

Por Andrés García Villani
Alumno del Máster en Sociedad, Administración y Política.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario