Sistemas sociales en los municipios

El día siete de marzo los alumnos del MUSAP asistimos a una clase de la profesora María José Guerrero Mayo, llamada Sistemas sociales en los municipios, centrada en las políticas públicas municipales, así como en las problemáticas relacionadas con su análisis. La asignatura se imparte en el marco del módulo llamado Nuevos retos de la gestión pública.

                Esta entrada del blog haré un breve resumen de algunos de los puntos que considero más interesantes de los tratados en clase, no comentaré todo lo tratado en clase, por razones de espacio. Tras dicho resumen comentaré algunas reflexiones personales sobre los temas de la asignatura con el objetivo de generar algún tipo de debate al respecto.

                Sistemas sociales en los municipios

                Existe una tendencia a aumentar la importancia política de los municipios, pues de esta forma se acercan muchos de los servicios prestados por la administración al ciudadano. Este crecimiento de la importancia de los municipios ha incrementado también su interés como gestores públicos, así como su capacidad para desarrollar políticas públicas independientes y novedosas.

                Este fenómeno alerta de la relevancia de los diagnósticos y análisis de las políticas. Desde el planteamiento de la política a su ejecución es primordial tener la información para minimizar las externalidades, una forma de obtener esta información es la proximidad a los actores implicados en la política, es decir aquellos que serán afectados por la misma, normalmente los ciudadanos. Determinar “quién” “qué” “cómo” y “cuándo” a partir de las políticas públicas, es decir, dar respuestas adecuadas a los problemas colectivos de manera diversificada y personalizada. No sólo es necesario es eficaz y eficiente, hay que ser adecuado, y no sólo son decisiones políticas aquellas políticas públicas que se llevan a cabo, sino las que no.

                La evaluación de las políticas públicas es de primordial importancia en las mismas en todas sus fases. Hay que tener en cuenta que nunca una política pública es positiva para toda la población, hay perdedores y ganadores. Cuanto más ambiciosa sea la política y más actores incorpore mayor será su complejidad. Los procesos de creación de las políticas públicas son más parecidos a procesos de interacción que de acción (Lindblom y Wildavsky). Es decir, no sólo se debe tener en cuenta la viabilidad política y la viabilidad operativa, debe estar siempre presenta la viabilidad social de la política.

                Reflexiones

                Las políticas públicas tienen perdedores y ganadores, esta es una idea interesante. En cualquier política podemos encontrar beneficiados y perjudicados, incluso en aquellas en las que no saltan a la vista. Por ejemplo, la decisión de construir una instalación en un barrio, dicha decisión posiblemente implica que no se construirá esa instalación en otro barrio, o que se construirá en una parte del barrio determinada. Además habrá gente que no usará la instalación, un centro de mayores tiene una población muy concreta que lo usará, y probablemente la población  joven se vería más beneficiada de otro tipo de instalaciones. Sin embargo, los ciudadanos no somos seres individuales separados de la sociedad. Esas personas jóvenes de las que hemos hablado es probable que tengan familiares mayores que puedan usar los centros de mayores, o entiendan que cuando ellos envejezcan gozarán de esos servicios. Esta idea es similar a la que sostienen las pensiones, la sanidad o la educación: la solidaridad.

                Una idea tratada en clase es la importancia de la evaluación de las políticas públicas en todas las fases de la misma. Si por una parte resulta obvio que si dicha evaluación se realizara en todas las políticas el resultado de éstas sería al menos diferente, también resulta obvio que hay un grandísimo número de políticas públicas llevadas a cabo a la vez por un gran número de administraciones. Esto probablemente dificulte la implantación de esta idea, especialmente en administraciones locales pequeñas o lejanas.

                Para finalizar me gustaría agradecer a la profesora María José Guerrero Mayo por la clase, que me ha hecho reflexionar sobre temas que no me había planteado con anterioridad.  Y que ha conseguido que comprenda la importancia del análisis y evaluación de las políticas públicas, así como el papel de las administraciones locales en las mismas.

Carlos Pulido Rodríguez, estudiante del MUSAP.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Hacia una nueva Gestión Pública

“Las organizaciones tienden a la estabilidad, como verificarían la mayoría de los modelos burocráticos, mientras que el contexto de la organización es muy dinámico. Por definición, entonces, hay problemas, a lo largo del tiempo, en conciliar la estática organizativa y la dinámica social / política”.

(H. George Frederikson, Comparando el movimiento de reinvención del gobierno con la nueva administración pública, 1996)

 

El día jueves 21 de Febrero de 2019 asistimos a la clase impartida por el profesor J. Alfonso Yerga Cobos, denominada “Hacia la Nueva gestión Pública”, cuyos objetivos se centraron en llevar a cabo una reflexión tanto académica como profesional sobre el tema. En principio se buscó hacer un diagnóstico de la situación actual analizando de qué gestión pública venimos, para luego proponer un nuevo modelo planteando hacia dónde se quiere ir.

¿De qué gestión pública venimos?

Para poder introducirnos en el tema, lo primero que se debe resaltar es el concepto de gestión, que hace alusión a hacer trámites o realizar operaciones conducentes al logro de un resultado o de un deseo cualquiera. Sus características están condicionadas por el entorno organizacional, si son organizaciones públicas o privadas. La gestión pública entonces, es una especialidad que se enfoca en la correcta y eficiente administración de los recursos del Estado, a fin de satisfacer las necesidades de la ciudadanía; y está directamente relacionada con la evolución de la Administración pública y su conversión en “sector público”, y con la evolución del Estado y de la Sociedad a lo largo del siglo XX.  El sentido de la gestión pública es: propiciar cambios favorables (en la gestión de las organizaciones públicas y en el beneficio a la población usuaria y a la comunidad en general), mejorar la calidad de los bienes y servicios públicos (en su generación, cobertura, eficacia y eficiencia) y contribuir a la generación de valor público.

Existen diferentes paradigmas, conceptos y perspectivas acerca de cómo gestionar las organizaciones públicas en razón de diferentes contextos políticos y administrativos de la sociedad que se considere y desde qué perspectiva académica se estudie: Ciencia Política, Economía, Derecho, Psicología de las organizaciones, etc.

¿Pero qué es una organización pública?

Una forma de definirla es resaltando sus elementos fundamentales:

  • Un grupo de personas asociadas;
  • para el logro de un fin común;
  • que establecen relaciones formalizadas;
  • con la pretensión de continuidad en el tiempo;
  • legitimadas por el sistema social externo;
  • con la posibilidad de sustituir a sus propios miembros sin que peligre la supervivencia de la propia organización

Henry Mintzberg agrega que toda organización está compuesta por 5 componentes básicos:

  • Cúspide estratégica o administración superior: representa lo más alto de la jerarquía de la organización, y está formada por el director y las autoridades más significativas, así como todo aquel personal que les presta apoyo directo. A ellos les corresponde una visión global de la organización, la definición de los objetivos de la organización, la relación institucional y con el entorno de la organización, etc.
  • Línea Media: formada por los gerentes, supervisores y responsables cuya posición en la empresa se encuentra entre la más alta dirección y el núcleo operativo. Su papel es el de asignar las tareas a aquellos cuyo papel es la ejecución de las mismas con el objeto de alcanzar los objetivos definidos por sus superiores.
  • Centro operativo: formado por el grueso de la organización, consiste en el conjunto de operarios que realizan las tareas de producción o de provisión de servicios, por lo que sus funciones, en última instancia, son las que mantienen viva a la organización.
  • Estructura técnica o tecnoestructura: su papel es el de estandarizar los procesos de trabajo, diseñando su planteamiento formal y su control. El departamento de recursos humanos, por ejemplo, forma parte de esta estructura técnica.
  • Personal de apoyo o staff: compuesto por todo el personal y unidades que ofrecen servicios y que realizan funciones para con la organización sin pertenecer a su estructura operacional. Un ejemplo de ello puede ser el servicio de cafetería, el personal de seguridad, etc.

No todas las organizaciones requieren de los 5 componentes. El propósito fundamental de la estructura es coordinar el trabajo que se ha dividido.

IMAGEN 1

El contexto teórico sumado al contexto histórico, nos permiten observar cuál es el escenario actual de la gestión pública y su perspectiva de futuro:

IMAGEN 2

La gestión pública actual ha sufrido numerosas transformaciones haciendo que, independientemente de los modelos administrativos respectivos, el ejercicio burocrático –como paradigma- haya entrado en crisis debido a:

  • Recursos presupuestarios más limitados.
  • El progresivo aumento de los costes de la seguridad social (en según qué países).
  • La demanda de más y mejores servicios y de infraestructuras por una ciudadanía cada vez más consciente de sus derechos.
  • La multiplicación, en número y cantidad, de las subvenciones públicas.
  • El crecimiento de costes tanto de servicios a prestar como de la propia Administración y el Estado (Ejército, por ejemplo).
  • La necesidad de realizar determinadas inversiones por criterios políticos y no económicos.

En éste escenario se propone reivindicar una nueva gestión pública en la que haya una cultura y un modelo organizativo diferente (de una burocracia maquinal a una profesional), una gestión de personas diferente (de burócratas a actores intermediarios) y políticas publicas diferentes, que superen la difícil cooperación burócrata/político, la gestión proactiva del presupuesto y la diferencia entre lo público y lo privado.

¿Hacia qué gestión pública queremos ir?

Sentido de la Gestión Pública: GENERAR VALOR PÚBLICO

La diferenciación valor privado vs valor público

IMAGEN 3

¿Por dónde empezar?

Antes de finalizar la clase, el profesor expone algunas propuestas para poner en práctica con el fin de buscar una respuesta de hacia dónde se quiere ir:

  • Una mejor elaboración de políticas públicas
  • Incorporar prácticas éticas y anticorrupción
  • Instituciones profesionales y competentes
  • Mejorar la prestación de servicios
  • Mejorar el entorno para las empresas
  • Fortalecer la calidad de los sistemas judiciales
  • Gestionar eficazmente los fondos públicos

Para llevar a cabo estas propuestas primero se ha de tomar conciencia del escenario de la gestión pública, segundo hacerse acompañar por el pensamiento estratégico, tercero apoyarse en técnicas para la dirección de organizaciones y cuarto y último, asumir el desafío: las 4C de la innovación (coraje: liderazgo), (cocreación: proceso), (capacidad: estructura), (conciencia: conocimiento).

 

Celeste María Jafella, estudiante de MUSAP

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Gestión de equipos

Dentro del Módulo 6: “Liderar en la administración pública”, los días 17 y 18 enero, la dra. María del Mar Bornay Barrachina profesora en la actualidad de la Universidad Pablo de Olavide, impartió una fantástica formación sobre la “Gestión de Equipos”.

Su planteamiento inicial hizo reflexionar al alumnado de las diferencias que pueden existir entre un “Grupo o Equipo” de trabajo. Estos dos conceptos, que pueden parecer iguales e incluso llegar a ser usados indistintamente en algunos ámbitos, en su estudio, marcan la diferencia por la interdependencia en las tareas que habrá que realizar.

En el “Grupo de Trabajo” los agentes no tienen necesidad de interacción entre ellos (aunque estas relaciones puedan existir al margen de la tarea), mientras que en el “Equipo de Trabajo”, la naturaleza de la tarea requiere esa interdependencia.

A partir de esta breve introducción, el resto de la formación se desarrolló a través dinámicas organizadas algunas en grupos y otras de manera individual, que nos ayudaron a profundizar sobre la importancia del “trabajo en equipo” para la mejora del resultado, en cualquier ámbito al que se pretenda aplicar.

“Perdidos en el mar”, así se titulaba uno de los primeros ejercicios con el que se pretendía sensibilizar sobre algunos aspectos que mejoran el trabajo en equipo, fomentar la eficacia de los mismos y sentar las bases para la toma de decisiones en un grupo. Para realizarlo, se repartió un texto a cada alumno, en él se describía una situación extrema en la que un yate había naufragado en medio de ninguna parte, los tripulantes debían establecer un orden de prioridades entre una serie de instrumentos que se relacionaban y que debían llevar consigo en un bote salvavidas de goma junto con todos los tripulantes del yate.

Para la resolución de la prueba, en un primer momento, cada alumno proponía un orden individual. Posteriormente, tras organizar la clase en dos grupos de aproximadamente 12 personas y su discusión, se debía proponer un nuevo orden de estos instrumentos.
La sorpresa llegó cuando después del reparto de la solución idónea que propone un grupo de expertos de la marina mercante de Estados Unidos ante una situación de este tipo, se concluyó que el nivel de aciertos del grupo mejoraba con respecto a la mayoría de las puntuaciones individuales iniciales.
La técnica utilizada por los alumnos en esta dinámica concluye además que dentro de los equipos cada uno de los individuos adquiere un rol, y esto influye a la hora de concluir los trabajos, son importantes habilidades como hacerse escuchar, o lo efectivo que puede ser en el resultado de dar voz a todas las personas que forman parte del equipo.

La segunda dinámica se fundamentaba en el consenso y en las “decisiones sinérgicas”. Para ello, se reparte un folio donde aparecen descritas cinco prioridades que debe tener un grupo de trabajo, y estas debían ser ordenadas primero de manera individual y posteriormente, proponer una nueva clasificación que debía ser debatida en grupo. El proceso en este caso, consiste en una puesta en común de cada uno de los individuos con la pretensión de disuadir al resto de las ventajas de su clasificación. Los resultados coincidieron con los de la anterior dinámica y las puntuaciones fueron mejores al ser discutidas en el grupo, respecto a las individuales.

A través de estos ejercicios se evidencia que, entre los elementos básicos en el proceso de equipo, se debe tener un objetivo concreto y alcanzable, el individuo debe identificarse con el equipo y que existan normas formales de comportamiento.

La comunicación es pieza fundamental para mejorar la eficacia y la eficiencia en los equipos y para valorar la importancia de la misma, la profesora Bornay propone algunos ejercicios que van en la línea para la reflexión sobre este asunto.

El primero de ellos consiste en un divertido juego que pretende hacernos reflexionar sobre lo importancia que tiene el hecho de que exista comunicación entre todos los miembros y la contribución de todos para la consecución de un bien común. Al efecto, cada uno de los alumnos debíamos poner un número de euros en un papel y sin compartir con el resto de compañero, debíamos alcanzar entre toda la cifra de 2.400€ y en ese caso, recibiríamos cada uno 150€. La dificultad está en que, si no se consigue el objetivo, nadie recibirá nada y todos perderíamos lo indicado en cada uno de nuestros sobres. El resultado en la clase de MUSAP 2018-2019 contra todo pronóstico fue alcanzar la cifra deseada. El desenlace suele ser diferente y que la cifra conseguida difiera bastante del objetivo de los 2.400€. Esto nos permite recapacitar sobre la importancia de la comunicación en la consecución de un propósito y el hecho de haber podido compartir la cifra a entregar con el resto de compañeros nos habría permitido asegurarnos la consecución de los 150€ cada uno.

Otra práctica consistía en la lectura de un texto por la profesora sin que tuviésemos copia ninguno de los alumnos. Posteriormente se hace entrega de una hoja con preguntas a las que debíamos responder de manera individual, y su puesta en común. El resultado obtenido no deja de ser curioso ya que, en muchos casos, se daban por ciertas afirmaciones que no se habían descrito en el texto y que de manera subconsciente se había dado por válidas. La reflexión sobre el ejercicio nos permite comprobar las barreras comunicativas que en ocasiones suponen las interpretaciones personales, mensajes mal estructurados o sencillamente ambiguos.

La última fase de la clase pretendía valorar el conflicto en los equipos, y darnos traslado de algunas herramientas útiles para la toma de decisiones en equipo.

En épocas anteriores, el conflicto se trataba de manera negativa, pero numerosos estudios han demostrado que su tratamiento, a través de la negociación, puede favorecer las relaciones y el consenso en los equipos.

Como herramientas de análisis para la toma de decisión en equipos, la profesora Bornay nos traslada dos métodos, el “Diagrama de Pareto” que debe su nombre al sociólogo Vilfredo Pareto y cuya fórmula se fundamenta en la selección de categorías y criterios que pretendan analizar para así discriminar entre “lo más o menos importante” obteniendo la máxima recompensa de los esfuerzos. El segundo de los métodos se denomina “Diagrama de Ishikawa” o también nombrado de “causa-efecto” o “espina de pescado” por el resultado gráfico que adquiere su conclusión y donde se representan las diferentes teorías sobre las causas de un problema. Como práctica de este método se propuso un último ejercicio en el que debíamos analizar la “perdida de las elecciones autonómicas andaluzas de los partidos políticos”. Organizados en equipos de unas 6 personas y tras una tormenta de ideas, diseñamos el gráfico donde se distinguía un eje central (o columna vertebral) del que salían varias categorías con cada uno de los factores que pudieron causar la pérdida de elecciones (o espina principal) y de cada una de ellas los diferentes subfactores (o espina menor).

GRAFICO

Para concluir, quiero agradecer a la Profesora Bornay la interesante clase impartida que nos permitió a través de sus dinámicas y de una manera amena, recapacitar sobre los elementos que pueden condicionar la gestión de equipos, y el papel fundamental de la calidad de la comunicación para conseguir el objetivo marcado.

Nuria Gómez, estudiante del MUSAP.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ANÁLISIS Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS

 

El pasado 8 de febrero asistimos a la clase impartida por el profesor D. Rafael Merinero Rodríguez sobre el análisis y la evaluación de las políticas públicas. Inició su exposición partiendo de algunas aclaraciones claves para entender estos conceptos:

Lo primero que se precisó es lo que entendemos por política. Política en castellano tiene muchas acepciones y engloba la política como poder, la política como institución y la política como acción de gobierno. Sin embargo, los anglosajones tienen un término específico para referirse a cada uno de estos aspectos: Politic (el político que ejerce su labor), Polity (aspectos relacionados con la administración) y Policy (el contenido, lo que se hace)

Por lo tanto, cuando hablamos de política podemos estar aludiendo a cualquiera de estas tres cuestiones: el poder, las instituciones o a la sociedad.

Esta visión más amplia de la política conecta con un nuevo concepto “Policy making”, cuya idea principal es que las políticas públicas se pueden construir, se puede trabajar en ellas de manera conjunta.

Este concepto, Policy making, ha evolucionado pudiendo establecerse los siguientes momentos históricos:

  • En los años cincuenta se hace hincapié en el resultado de la acción del gobierno.
  • En los ochenta se observa que no se resolvían los problemas de los ciudadanos, surgiendo de este modo una “NUEVA GESTIÓN PÚBLICA. Según este enfoque la burocracia es la que origina el fallo en los resultados de las políticas públicas, y es por ello por lo que lo público se empieza a gestionar por lo privado (proliferan las agencias, las empresas de gestión privada, etc.)
  • En los noventa la preocupación por los resultados de la política tiene un sesgo economicista, es decir, se busca la eficiencia y la eficacia (establecen controles de ejecución del gasto, medición de la aplicación eficiente de los fondos, etc.) sin tener en cuenta lo que socialmente puede ser deseable.
  • En el siglo XXI la línea entre lo público y lo privado se difumina, la implicación de la sociedad civil en los problemas públicos se incrementa y se redefine lo que se entiende por interés general (la suma de los intereses particulares).
  • En la actualidad aparece el gran concepto: la gobernanza, poniendo en la escena de la política pública el tema de los actores, los intereses y las relaciones causales entre ellos.

Este enfoque se basa en las siguientes ideas sobre las políticas públicas:

La política no es sólo poder. La política es un puzle donde las piezas no son siempre fáciles de encajar.

La política es un arte (un oficio). Si fuera algo estandarizado se podría replicar una política exitosa en otro lugar con el mismo resultado.

La política consiste en un plan de acción. No sólo hay que diseñar, sino que también hay que tomar decisiones e implementar.

¿Quién es un actor de Policy making?. Cualquiera que tenga influencia decisiva en el problema que queremos resolver. La mayor parte de los problemas se solucionan cuando se pone a trabajar a los actores implicados.

Por ejemplo, los problemas de basura de la calle de una gran ciudad se intentaron resolver poniendo más contenedores, todo seguía igual. Se hicieron campañas municipales para concienciar a la población de que fuera más respetuosa y tampoco tuvo el resultado esperado. Hasta que apareció el AMPA de un colegio del barrio y empezó a trabajar en ese tema con los niños, los niños involucraron a los padres y  así se solucionaron en buena parte los problemas de los residuos urbanos. En este caso apareció un actor privado que resolvió el problema.

Las relaciones que deben darse entre los actores tienen que ser de:

  • Dependencia. Se parte del principio de dependencia mutua, es decir, se depende de los demás para solucionar problemas colectivos.
  • Estabilidad. Las relaciones entre los actores deben ser estables, tienen que tener un tiempo para desarrollarse.
  • Metas. Objetivo compartido.
  • El contexto. El peso del entorno socioeconómico y cultural hay que tenerlo en cuenta.

En este contexto caracterizado por la complejidad nos encontremos con nuevos escenarios donde se necesiten los siguientes hechos:

  1. Conocimientos variados. Problemas más complejos precisan de conocimientos más específicos.
  2. Sectorialización. Los conocimientos específicos necesitan de especialistas.
  3. Nueva sociedad civil. Los perfiles socioeconómicos y los estilos de vida han cambiado y los ciudadanos tienen más información y conocimientos, y por ello, un mayor protagonismo.
  4. Nuevos problemas. El medio ambiente, la igualdad de género, problemas de movilidad, etc.
  5. Fragmentación. Un área de gestión para cada tipo de problema.

Los elementos claves de los nuevos modelos de democracia son los siguientes:

  • Nuevo papel del gobierno. Preparado para incorporar actores de la sociedad civil.
  • Nuevo papel de la sociedad civil. Resolución conjunta de problemas.

¿Qué aporta a la democracia la gobernanza? Supone una tensión para el funcionamiento de la misma, ya que hasta ahora era sencillo porque se votaba y los demás decidían qué hacer y cómo hacerlo, pero ahora reconocemos que la política sola no puede resolver los problemas. Esta idea, a su vez, puede plantear un problema de legitimidad jurídica, se puede cuestionar entonces el papel que juegan los parlamentos. Lo que resulta evidente es que las políticas públicas no fallan en el diseño sino en la implementación.

Concluyendo, podemos afirmar que el modelo clásico de evaluación de políticas públicas mide la eficiencia o la eficacia (¿hemos construido un auditorio?) pero la idoneidad y los resultados suelen quedarse fuera de la evaluación de la política pública (¿ha contribuido a aumentar la actividad cultural del municipio?)

La evaluación de una política pública, por consiguiente, debe ser integral y sobre todo atender a los actores y a sus elementos clave, y debe poner en el centro de atención el impacto de dicha política.

 

 

 

 

María Raquel Sánchez Robledo, alumna del MUSAP

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

RETOS DEL MULTICULTURALISMO EN UN MUNDO GLOBALIZADO

La clase de Retos del multiculturalismo en un mundo globalizado impartida por Juan Daniel Ramírez, más que una clase habitual en la que el profesor vierte su conocimiento sobre el estudiantado, ayudó a la creación de un espacio de reflexión para todo el alumnado del MUSAP. La bilateralidad del discurso y el feedback de las enseñanzas, sirvieron de enriquecimiento común a través de un interesante y fluido debate.

Entre los debates y aportaciones que pudimos compartir se encuentran las complejidades que se presentan hoy en día en un mundo globalizado. Son dificultades para prever el comportamiento de las sociedades dada la velocidad de los procesos relacionales (sociedad líquida).

Debemos tener en cuenta, que para hacer un análisis crítico rico y en profundidad de la sociedad y el mundo globalizado actual adquiriendo una perspectiva total del mundo, no podemos hablar de una sociedad como tal, sería más correcto referirnos a sociedades en plural, pues cada sociedad presenta un marco de realidad distinto.

Según lo aprendido la pasada clase de Retos del multiculturalismo en un mundo globalizado, la globalización se articula en torno a tres grandes pilares:

  • El capitalismo transnacional financiero.
  • Los movimientos migratorios.
  • El auge de las TICs

Cada uno de estos pilares presentan dos caras: la primera de estas caras contribuye al desarrollo de las sociedades y la segunda representa los daños que ha causado el proceso globalizador. A continuación, se desarrollan ambas posturas a grandes rasgos.

En primer lugar, el proceso de la globalización de los mercados supuso para las clases medias y bajas un acercamiento a condiciones de vida decentes. Mediante este proceso, se permitía a las personas de estratos medios consumir productos que anteriormente no podían permitirse, gracias –entre otros factores- al abaratamiento de los costes de producción (véase el modelo fordista que, junto a la división científica del trabajo
de Frederick W. Taylor, permitió a la ciudadanía de clase media comprar un vehículo de gama media).

Sin embargo, este es un análisis superficial de lo que ha supuesto la globalización de los mercados, la cara B de este pilar no nos proporciona una visión tan positiva de la globalización. Analizando ese mercado globalizado y esa expansión del consumo a estratos más bajos de la sociedad, nos dejamos muy atrás un dato muy importante, y es que esas prácticas no se produjeron más allá de países desarrollados. No solamente eso, sino que este proceso ha contribuido al enriquecimiento de las minorías que se alimentan de los recursos de países tercermundistas que acaban empobreciendo a una parte mayoritaria de la población.  Por otro lado, hay que destacar que las prácticas consumistas han generado un aumento gigantesco de los residuos a lo largo y ancho del mundo destruyendo ecosistemas, especies animales y plantas y en general, empeorando las condiciones medioambientales.

En segundo lugar, los movimientos migratorios hacia y desde cualquier país del globo, han supuesto para la humanidad un enriquecimiento intelectual de mano del contraste de culturas. Gracias a la inmigración, podemos conocer culturas de cualquier parte del mundo y ser conscientes de que la cultura propia no es la única y atender al etnocentrismo como un sistema ideológico errado. Comienza a aflorar un sentimiento de empatía y comprensión hacia otras etnias. Podemos retroalimentarnos de prácticas culturales diversas y enriquecernos de las diferentes perspectivas que nos aportan estas prácticas.

El éxodo ha configurado para muchas personas una vía de escape, una oportunidad para establecer una nueva vida en otro país lejos de las guerras y de las hambrunas. No obstante, aquí se planta la cara B de este pilar de la globalización: los movimientos migratorios no se han producido en su mayoría para favorecer ese intercambio de culturas, sino que la base de la inmigración es la búsqueda de oportunidades. Los movimientos migratorios masivos vienen precedidos, en su mayoría, por una guerra o por una crisis del país emisor de inmigrantes. No se trata de una mera cuestión de ocio o de turismo, se trata de personas que buscan una vida mejor en países que no son su hogar. No habría necesidad de este tipo de desplazamientos si no fuera por el malestar colectivo en el país de origen, producido –en esencia- por la falta de recursos y de oportunidades.

Sin ir más lejos, la respuesta a la trágica realidad que azotaba a la España de finales del siglo XIX fue la emigración en masa hacia América o, más contemporánea fue la huida de la población española hacia países como Francia o Alemania entre 1960 y 1970 en busca de trabajo durante el franquismo. Actualmente, la juventud española también está siendo golpeada por una ola de emigraciones hacia países del norte de Europa en busca de trabajo dado el alto índice de paro (sobre todo juvenil) existente en el territorio.

Puesto que en Europa existe actualmente también una ola de inmigración de países africanos y de la península arábica, están aflorando en los ideales europeos sentimientos de odio hacia estas etnias justificándose en la invasión de estos pueblos. Sentimiento que desconsidera totalmente lo enunciado anteriormente con respecto a las olas de emigración que se han vivido y se viven en España.

En tercer y último lugar, el auge de las TICs ha contribuido al desarrollo del conocimiento científico y al acercamiento de la información a personas en cualquier lugar del mundo, ha ayudado a comunicar a personas de una punta del globo a otra, a compartir experiencias, a conocer talentos… es una ventana abierta a los recursos culturales. Los beneficios con los que internet nos ha deleitado son innumerables, pero como todo, también tiene sus desventajas.

Internet está cambiando la forma en que nuestro cerebro procesa y así hace que deseemos respuestas instantáneas, dificultando un pensamiento lento, contemplativo y profundo. Se nos está entrenando para surfear en la red y obtener pequeñas pizcas de información, flashes. Las nuevas tecnologías nos instan a buscar, pero no a reflexionar, lo que desemboca en que sea mucho más fácil manipular nuestra mente a través de la información que recibimos. Internet es una herramienta de control de potencia incalculable, y quien tiene el poder sobre internet tiene la capacidad de manipular la mente humana ya sea para consumir, ya sea para votar a un determinado partido en unas elecciones.

La reflexión plasmada en esta entrada de blog sobre los multiculturalismos, aunque no posea todas las bases teóricas que nos aportó el profesor Ramírez en su asignatura, constituye un reflejo de lo aprendido, pues nos facilitó herramientas claves para la consecución de un pensamiento crítico que sea capaz de ver los pros y los contras del mundo globalizado.

Elena Gañán Sánchez

Estudiante del Máster Universitario en Sociedad, Administración y Política 

Publicado en Administración Pública, Alumnos MUSAP, Información, Sociología, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario