Pase privado de B ¿La verdad no cambia nada?

La comisión académica del Master Universitario Sociedad, Administración y Política (MUSAP, @musap_upo) en colaboración con la Facultad de Derecho y la facultad de Ciencias Sociales, se complace en invitarle a proyección privada de la película  B, ¿la verdad no cambia nada?, con la presencia de su productor, Francisco Javier Urdiales, que nos explicará los pormenores de la grabación.

 

Síntesis: Esta película, dirigida por David Ilundain y protagonizada por Manolo Solo y Pedro Casablanc, se centra en el juicio al ex-tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas. La película retrata de forma realista el ambiente de aquel 5 de Julio de 2013.

La proyección tendrá lugar el 24 de mayo, a las 17 horas, en el salón de actos de la biblioteca,Universidad Pablo de Olavide, Sevilla, Ctra. de Utrera, km.1 – 41013 Sevilla

Se ruega puntualidad. Más información sobre la película, aquí.

Blog de MUSAP (https://musapupo.wordpress.com/)

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ECONOMÍA POLÍTICA LOCAL

El 27 y 28 de abril tuvimos la oportunidad de disfrutar de la asignatura “Economía Política Local”, impartida por Ignacio Urquizu, Doctor en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente profesor en excedencia por esta universidad.

La asignatura en cuestión, ocupando esa franja de conocimiento limítrofe entre varias disciplinas de las Ciencias Sociales, tiene como objetivo arrojar luz acerca de la relación entre Economía y Política. Esta ambiciosa empresa sólo puede ser abordada tal y como lo hizo el profesor Urquizu durante las dos sesiones, es decir, a partir de una caja de herramientas metodológicas y teóricas procedente de disciplinas como la Sociología, la Economía, la Ciencia Política, la Historia o la Psicología.

El bloque introductorio de la asignatura trató acerca de los diferentes enfoques teóricos para estudiar las relaciones entre Economía y Política. En este sentido, hay que tener en cuenta que la Economía Política parte de una serie de premisas básicas: en un escenario marcado por la diversidad de intereses, las políticas públicas se encargan de distribuir recursos (recursos que son escasos) de manera asimétrica, de tal forma que se generan costes. Los factores político-institucionales juegan un papel clave en esta distribución desigual y sus consecuencias conflictivas.

Sin embargo, la importancia de los factores políticos no siempre ha sido admitida. Para la Economía neoclásica, el mercado sólo alcanza el resultado óptimo si no hay interferencia de la esfera política. Desde este prisma liberal, se entiende que son los individuos los que dan forma al mercado a partir de sus intereses y voluntades. Estos planteamientos – a todas luces demasiado simplistas- serían superados por diferentes corrientes teóricas sucesivas, que proporcionarían mayor sistematización y refinamiento metodológico. Por citar una de las dominantes, la Nueva Economía Institucional (encabezada por los premios Nobel Coase y North) plantearía en los años 80 el papel relevante de las instituciones, profundizando además en conceptos como los costes de transacción o los límites en el acceso a la información.

El segundo bloque arrancó a partir de dos interrogantes: ¿por qué existen diferencia entre países? y ¿qué explica el desarrollo económico?  El profesor Urquizu explicó las diferentes formas de medir el desarrollo: bien por medio de la renta per capita, bien por medio de factores como la esperanza de vida, la mortalidad infantil o el acceso a la educación. Respecto al desarrollo económico, gran parte de los diferencias entre países – sostiene- se explican a partir de la Revolución Industrial: mientras que unos países fueron capaces de aprovechar las oportunidades en este momento de transformación socio-económica, otros se quedaron atrás. De todos modos, parece que este análisis, aunque acertado, es insuficiente, ya que es evidente que el desarrollo económico también está condicionado por dinámicas de dominación y poder entre los Estado-nación. Quizá una respuesta más sofisticada pueda venir de la mano de planteamientos como los de la Teoría de la Dependencia o el Sistema-Mundo. Así, autores como Prebisch, Gunder Frank, Wallerstein o Samir Amin aportan claves para entender las desigualdades económico-políticas desde una perspectiva crítica, historicista y estructural.

Se trataron dos enfoques para entender el crecimiento:

  • Modelo Harrod-Domar: parte de que el crecimiento económico se explica por la inversión. El supuesto principal es que gran parte del ahorro se dedica a la inversión.
  • Modelo Robert Solow: parte de la idea de que los incrementos del capital, dejando el resto de factores constantes, producen cada vez menos crecimiento, de tal forma que a largo plazo el crecimiento per cápita no se produce.

En el bloque tercero estudiamos el papel de las instituciones en el desarrollo económico. En primer lugar, repasamos toda una serie de teorías que históricamente han ligado las condiciones geográficas y físicas de los países a su desarrollo económico. Evidentemente, aunque el medio físico condiciona las posibilidades del ser humano, este determinismo extremo dista mucho de constituir una explicación plausible y correcta. Sin duda, más acertados parecen los enfoques que ligan el desarrollo económico a los diferentes arreglos institucionales. En particular, se ha demostrado empíricamente que los países más prósperos económicamente son, en mayor medida, regímenes democráticos. Y eso es porque las democracias poseen diseños institucionales y legales que permiten canalizar los conflictos y atraer la inversión.

Por último, profundizamos en el voto económico, o lo que es lo mismo: ¿en qué medida las evaluaciones económicas de los votantes influyen en los resultados electorales? Dentro de este denso epígrafe, se trató la Teoría del Principal-Agente (que analiza las relaciones entre partidos y votantes en términos contractuales) y los diferentes modelos con que los ciudadanos enfrentan el acto de votar en términos temporales y evaluativos:

  1. Normal: El razonamiento lógico que uno esperaría. Si los votantes creen que el pasado es bueno y el futuro será mejor: apoyaran al gobierno. Si creen que el futuro es peor: votaran a la oposición.
  2. Intertemporal: El pasado es evaluado negativamente pero creen que el futuro es bueno: apoyan al Gobierno. Los votantes creen que las medidas que desarrolla el gobierno contribuyen a ese futuro esperanzador.
  3. Exonerativo: Los votantes evalúan negativamente el pasado y también el futuro. A pesar de todo apoyan al Gobierno.

En definitiva, la clase impartida por  el profesor Urquizu nos ha permitido tener una visión más completa de esa relación tan compleja como es la de la Economía y la Política. Y siempre a partir de unas sólidas referencias teóricas y metodológicas y con un prisma netamente multidisciplinar.

Pablo Ortiz Barquero (alumno del MUSAP).

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ética y Buen Gobierno

Los días 20 y 21 de abril tuvimos el honor de asistir a la clase Ética y Buen Gobierno”, impartida por Manuel Villoria – especialista en Administración Pública y Ética administrativa. Las dos sesiones estuvieron divididas en 3 partes principales:
1. Reflexión general sobre la ética. 
2. Ética en política. 
3. “Lado oscuro” de la ética (corrupción).

1. Bajo el término de la ética se entiende un conjunto de normas y creencias sobre la conducta humana. Hay que entender que la ética siempre está vinculada con nuestra conciencia, que nos hace sentir mal si hacemos algo en contra de nuestras conviccines y valores. Además, cabe señalar que seguir todas las leyes no siempre significa actuar moralmente y existen muchas tensiones entre ética y derecho. La ética no es simplemente una rama de filosofía que solo existe en el marco teórico, sino que es un concepto que siempre ha tenido funciones importantes en cualquier sociedad humana. Nosotros, en la medida en que somos seres sociales, necesitamos a otras personas para nuestra felicidad. Por lo tanto, tenemos que saber convivir justamente. Otra razón por la que necesitamos ética tiene que ver con la supervivencia. Si el ser humano no hubiera desarrollado sentimientos pro-sociales (que tenemos casi genéticamente y sobre los cuales hemos construido los valores morales), es muy poco probable que hubiera sobrevivido.
Después, el profesor hizo especial hincapié en 3 principales teorías éticas que dan diferentes respuestas a dilemas morales:
Ontologismo (“ética de mínimos”) se basa en la creencia en la razón humana, es decir si te atreves a pensar , seguramente llegaras a los principios morales fundamentales y generalizables, entre los cuales el central es el de la dignidad del ser humano y la idea de que un ser humano tiene valor en sí mismo.
Utilitarismo está basado en el principio de buscar el mayor bienestar para el mayor número.
Teoría de la virtud no trata de las creencias éticas, sino de las capacidades de incorporar los 4 virtudes (sentido común, justicia, valentía, templanza) a tu comportamiento y, así, actuar moralmente .
Pero no hay que olvidarse de que cada una de las teorías tiene sus desventajas y siempre hay casos muy complejos en la vida real a los cuales la teoría no es capaz de dar respuestas inequívocas.

2. Para reflexionar sobre la ética en la vida política hace falta entender que la toma de decisiones en la política y la administración siempre se ve limitada por 2 características – incertidumbre (falta de tiempo y/o información) por un lado, y la necesidad de tomar decisiones, cuando hay que elegir entre lo malo y lo peor, por el otro lado. Por lo tanto en política muchas ideas que podríamos tener sobre lo perfecto no existen.
Es verdad que la ética administrativa o la ética política tienen sus peculiaridades, sin embargo la construimos siempre basándonos en la ética privada. Los seres humanos tenemos distintos niveles del desarrollo moral. Según la teoría de Lawrence Kohlberg, hay 6 niveles del desarrollo moral: 
1-2 preconvencional (la persona siempre busca beneficios a corto plazo y no es capaz de sacrificarse por nadie )
3-4 convencional (la persona sabe sacrificar su interés por los más cercanos (o por el buen común), cumpliendo las leyes, pero sin preguntarse si son justas o no)
5-6 postconvencional (la persona es capaz de sacrificarse no solamente por sus cercanos , sino también por la sociedad, pero se asegura de que las leyes que está siguiendo coincidan con sus principios morales)
El profesor destacó la idea de que el nivel de desarrollo moral de la sociedad tiene repercusiones en la economía del país y bienestar de la comunidad.

En la ética institucional las reglas sirven del instrumento de la cooperación y la ética de los funcionarios cuyo bien interior es servir para el bienestar común, que a su vez implica un conjunto de tales valores como imparcialidad, transparencia, eficacia y eficiencia, objetividad etc. Por lo tanto, la calidad institucional es muy importante porque les permite a los políticos centrarse en sus estrategias sin involucrarse en temas administrativos y también tomar decisiones sin presiones externos.
La ética profesional en la política es parecida a la de los funcionarios, pero tiene sus peculiaridades y es mucho más compleja por las tensiones que tiene. Los políticos siempre se caracterizan por la lucha por el poder que, de hecho, entra en conflicto con la ética. Además, según Max Weber, un buen político tiene que saber sacrificar sus convicciones por la responsabilidad que tiene ante el país, pero ¿hasta dónde?, dicho de otro modo no es una cosa fácil identificar la línea divisoria entre los dos extremos – ser un fanático o un oportunista.

3. En cuanto a la corrupción, empezamos por la definición del fenómeno – el abuso del poder para el beneficio privado directo o indirecto. En cada país existen sus propios tipos y razones de corrupción, sin embargo hay tres condiciones comunes bajo los cuales florece la corrupción – monopolia en toma de decisiones, discrecionalidad y ausencia de controles. El fenómeno tiene muchas consecuencias negativas entre los cuales se encuentran clientelismo, inseguridad jurídica, mercado negro, gastos públicos improductivos, bajos inversiones, merma de infraestructura u otros. Si hablamos del caso español, la corrupción no existe en la sociedad, sino en la política y la preocupación ciudadana por la corrupción está vinculada con la crisis económica que ha revelado la ineficacia institucional.
¿Pero cuáles son los instrumentos para controlar el nivel de corrupción? Aparte de la respuesta obvia que son las leyes (junto con el órgano que garantice que la ley funcione y los procedimientos que permitan a la ciudadanía acceder a los datos) y la mejora de las instituciones, hay que aumentar el nivel del desarrollo moral de la sociedad y regular los conflictos de intereses. Otro elemento clave para controlar la corrupción es la sociedad civil o, dicho de otro modo, la presión ciudadana (mayoritariamente a través del voto). Es importante, además, recordar que la corrupción no existe solamente en el poder ejecutivo, como la gente suele pensar, sino también en otros ramas del poder.

Sin duda, hemos disfrutado mucho de la clase del profesor Villoria y hemos podido aproximarnos al concepto de la ética y ver cómo se relaciona con la política no solamente en la teoría , sino también en los casos concretos.

Alumna del MUSAP,
Zhenya Karpova.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

AGORA: LA POLÍTICA DE INMERSIÓN LINGÜÍSTICA EN CATALUÑA Roberto Garvía

 

El pasado 26 de abril los alumnos del Musap asistimos al último  Ágora del curso que fue impartido por el profesor Roberto Garvía de la Universidad Carlos III de Madrid sobre su trabajo de investigación más reciente,  titulado: “la política de inmersión lingüística en Cataluña”.

La ponencia comenzó con una revisión histórica de la legislación que ha contemplado el uso y aprendizaje del catalán desde la época del Franquismo: en sus inicios no permitía su uso y  en los últimos años del régimen se permitió, a criterio del gobernador-alcalde del territorio.

Ya en democracia, la Ley de Normalización Lingüística del año 1983 dio paso a la Ley de Educación de 1999, donde se aceptaba el catalán como lengua vehicular. A partir de ahí se genera un conflicto político, según el profesor Garvía, que se acrecienta con la sentencia del TC de 2010, que introduce el castellano en el currículo escolar como lengua vehicular al nivel del catalán. (Cuando un padre lo solicite la institución educativa está obligada a dar un 25% del currículo en castellano). Desde los últimos años, desde los estamentos políticos catalanes, se mantiene que existe tal conflicto y  un consenso en la sociedad por la impartición del catalán como lengua oficial para la enseñanza.

No ha habido estudios en Cataluña ni España sobre el nivel de consenso sobre la inmersión lingüística, de ahí lo novedoso de este estudio.

El estudio se realizó con una muestra de 2200 personas con unas entrevistas vía telefónica, inusualmente extensa de 45 minutos, en catalán o castellano a petición del entrevistado.

Las principales conclusiones son:

  • El 51,6% de los entrevistados desean recibir la primera enseñanza exclusivamente en catalán frente al 46,6% que no lo desean.
  • El 49,3% desean que sus hijos empiecen a escolarizarse en su lengua materna sea castellano o catalán frente al 46,2% que están en contra.
  • La población más joven es más disconforme con la inmersión lingüística.
  • Cuando los padres son inmigrantes están en contra de la I.M.
  • A mayor formación académica mayor disconformidad con la I.M.
  • Cuando se procede de una familia catalana autóctona, más a favor de la I.M.
  • A mayor formación en catalán mas conformidad con la I.M.
  • A mayor formación en castellano mas disconformidad con la I.M.
  • En general, los catalano-parlantes están más a favor de la I.M. que los castellano-parlantes.
  • Los tramos de edad más jóvenes y más viejos están más en contra de la I.M.

 

Es estudio además introdujo la variable “Independencia”, cuyas conclusiones fueron:

 

  • Los entrevistados más jóvenes no están a favor de la independencia.
  • En ambientes más urbanos son menos independentistas.
  • Familias con un padre/madre no catalán son menos independentistas.
  • Los catalanes con formación en catalán son más independentistas.
  • Las ciudades se muestran más abiertas, por lo tanto son más reticentes a la independencia y la I.M.

 

Como conclusión, el profesor Garvía sostiene que no hay consenso en la inmersión lingüística en Cataluña. Además no hay polarización en la población ya que las respuestas son contradictorias, no hay dos bloques enfrentados. Son los políticos independentistas los que no les interesa desactivar el conflicto lingüístico, pero tal conflicto no existe.

 

Ha resultado un ágora muy interesante a tenor de las conclusiones a las que se llega, muy lejos del relato que sobre la inmersión lingüística estamos acostumbrados a escuchar.

Saludos.

 

Raúl Gómez Soto

Alumno de MUSAP

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Ágora: “El revisionismo de la Transición: A vueltas con la historia”.

La siguiente reseña versará sobre el ágora impartida por el catedrático José Álvarez Junco, el  15 de marzo de 2017 bajo el título “El revisionismo de la Transición: a vueltas con la Historia”.

Dicho ágora comenzó con una presentación de los acontecimientos más relevantes de la Transición española hacia la Democracia. Así pues, el primer detalle en el que quiso prestar atención fue en dejar claro que nadie logró acabar con la dictadura en los casi 40 años que se mantuvo vigente, dando cuenta de la efectividad de sus herramientas de represión.

Tras la muerte del dictador en 1975, todos se preguntaban acerca del devenir del régimen, ya que el que iba a ser sucesor de Franco – Carrero Blanco- fue asesinado, y  la figura de Arias Navarro como posible sucesor termina por no funcionar, así que el rey Juan Carlos decide decantarse por Adolfo Suárez.

En las elecciones del 15 de junio de 1977, Adolfo Suárez se alzó con la victoria bajo las siglas de UCD (Unión de Centro Democrático). En ellas, el PSOE se alzó como la segunda fuerza política.

Tras ello, se formaron las Cortes Constituyentes y se aprobó la Ley de Amnistía, se negociaron los Pactos de la Moncloa -con el objetivo de procurar la estabilización económica del proceso de transición al sistema democrático-. Un año más tarde vería aprobada La Constitución Española de 1978 -aún vigente- y en 1979 se celebrarían unas nuevas elecciones en las que Adolfo Suárez volvería a proclamarse vencedor.

En 1981, Adolfo Suárez se vio desprovisto de apoyos, por lo que gobierno del país quedó pues en manos de Leopoldo Calvo Sotelo.

El 23 de febrero del mismo año, el teniente coronel Antonio Tejero perpetró un intento de golpe de estado fallido, que propició que todas las fuerzas políticas se unieran en manifestaciones en oposición a un retroceso hacia un régimen dictatorial.

Para Álvarez Junto, la Transición supuso un cambio político relativamente fácil, ya que se produjeron pocas muertes si se compara con otros hechos históricos; y excepcional, porque el Estado logró mantenerse en pie. Por ello, fue un suceso inesperado que sorprendió al mundo, pues nadie fue capaz de predecirlo.

  • ¿Cómo se analizó la Transición?

La Transición ha sido analizada bajo varios puntos de vista, los cuales se clasifican en los distintos modelos que se presentan a continuación:

  • Los primeros análisis (en los cuales participó el ponente) se centraron en explicar que el proletariado se enfrentó a la burguesía por la defensa de la Democracia. Sin embargo, la realidad fue otra; no hubo movilización social, sino política, es decir, la burguesía no tuvo un papel relevante para estos hechos.
  • Modelo Funcionalista: Según este modelo, fue la industrialización de los años 60 lo que creó las clases medias, y éstas son las que crearon la democracia. (Este modelo tampoco es válido en su totalidad).
  • Modelo de Liderazgo: Esta explicación se cetra en que la clave no fueron las clases medias, si no las élites que acertaron en sus decisiones; en este caso Juan Carlos I, y Adolfo Suárez, quienes se vieron orientados por las fuerzas sociales.
  • Modelo Conspiratorio: Se sustenta en que todo fue una conspiración, pero es una teoría que no tiene demasiada fundamentación.

 

  • ¿Qué es lo que conviene estudiar de la Transición?

Es importante tener en cuenta el contexto comparado, es decir, preguntarse ¿qué pasaba en otros sitios?

Es el momento de la 3º ola de la Democracia en Europa. En Portugal la Transición, por ejemplo, fue muy distinta a la española; se vivieron 6 años de muchas tensiones, las cuales se solucionaron por medio de las fuerzas militares. También nos serviremos del ejemplo de Grecia, donde la familia real aprendió que si se apoya un golpe militar, la Monarquía cae.

Entonces, en los años 30 el contexto europeo iba en favor al modelo bolchevique. En el 77 del democrático.

Tras el exhaustivo repaso a los momentos más destacados de las Transición, así como a sus principales enfoques explicativos, el profesor Álvarez Junco acometió el último de los pilares de su conferencia: una suerte de recapitulación de lo tratado hasta el momento.

En este sentido, fue extremadamente crítico con aquellas visiones empeñadas en explicar muchos de los males actuales del sistema político a partir de la Transición. Estas explicaciones son erróneas –sostiene- en la medida en que conciben la Transición como un acontecimiento unilineal, homogéneo y cuyo desarrollo estaba de antemano prefijado. Por el contrario, y desde un prisma historicista y riguroso, habría de entender la Transición como un proceso político marcado por la complejidad y por una gran diversidad de actores e intereses. El resultado final de este proceso –el advenimiento del régimen democrático- sería por tanto fruto de la conjunción de determinadas dinámicas de poder, de luchas y negociaciones entre actores.  Al mismo tiempo, el profesor Álvarez Junco razona que es absurdo culpar a la Transición de algunos de los déficits actuales (bipartidismo, corrupción, desafección política, etc.): de ella sólo saldría un diseño institucional concreto, de tal manera que para explicar fenómenos posteriores habría que acudir a otros factores.

Dicho lo cual, ¿por qué se ha menospreciado tanto la Transición de un tiempo a esta parte? En opinión de Álvarez Junco, muchas de estas críticas carecen de fundamentación y obedecen sobre todo al intento de capitalizar políticamente aquel momento histórico. Momento histórico, aduce, que  habría de valorar enormemente al dar lugar a la única Constitución consensuada de la historia de España. En este sentido, el escenario actual debería rescatar el pilar de la Transición, que no es otro que el consenso.

Ahora bien, la defensa de la Transición y del marco constitucional no debe llevar a la idealización extrema. El profesor Álvarez Junco es partidario de la reforma de algunas cuestiones centrales, como pueden ser el excesivo peso del poder Ejecutivo sobre el Legislativo, la falta de democracia interna de los partidos y, sobre todo, el problema territorial. El principal problema para acometer estos cambios, sostiene, es la poca flexibilidad del marco constitucional, que sumado al actual panorama de polarización política, hace muy complicado cualquier intento de reforma.

En definitiva, la conferencia del profesor Álvarez Junco fue un ejemplo de lucidez intelectual, de reivindicación del análisis científico basado en la reflexión sosegada y rigurosa de los procesos socio-históricos. Fue por tanto una conferencia muy fructífera y que a buen seguro suscitó mucho interés entre todos los presentes.

 

 

 

Ester Domínguez

Elena Llano

Pablo Ortiz

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario