ELECTORES, ELECCIONES Y GESTIÓN PÚBLICA

           El 9 y 10 de febrero tuvimos la oportunidad de disfrutar de la asignatura “Electores, Elecciones y Gestión Pública”, impartida por Antonio M. Jaime Castillo, Doctor en Sociología por la Universidad de Granada y actualmente Profesor Titular en la Universidad de Málaga.

            Cualquier acercamiento a las elecciones y a los sistemas electorales en las democracias liberales implica una reflexión previa acerca de sus funciones. Así, pudimos ver cómo más allá de producir representación y gobierno, las elecciones juegan un importante papel en cuanto mecanismos generadores de legitimidad. Aunque puede que esta última sea la función menos evidente, quizá sea la más relevante en la medida en que las elecciones adquieren la condición de idea-fuerza con gran potencial simbólico.

            Siguiendo dentro de la Teoría de la Democracia y la Filosofía Política, repasamos dos de las teorías dominantes para abordar la naturaleza de las elecciones. Por un lado, está el enfoque basado en el mandato, que hace hincapié en el futuro y asume que las elecciones sirven para elegir a los mejores representantes. Por el contrario, la otra corriente –la del accountability– entiende que la relación entre representados y representantes tiene una naturaleza retrospectiva, sirviendo las elecciones para que los primeros exijan cuentas a los segundos.

            Acto y seguido repasamos las principales fórmulas de los sistemas mayoritarios y de los sistemas proporcionales. También nos detuvimos en los efectos de los sistemas electorales: efectos de carácter mecánico (como consecuencia de la fórmula electoral) y psicológico (a causa de los cálculos anticipados de votantes y partidos). Antonio Jaime hizo hincapié en una idea fundamental: los sistemas electorales no son instancias neutras, sino mecanismos fruto de determinadas circunstancias socio-históricas que como tal obedecen a objetivos concretos y reflejan dinámicas de poder.

            Introduciéndonos en la participación electoral, examinamos dos teorías antagónicas (ambas situadas en un plano normativo, esto es, del deber ser). Mientras que la Tª Representativa entiende que la democracia sólo es viable en la medida en que haya una participación alta y distribuida homogéneamente en la sociedad, las Teorías Elitistas aducen que lo deseable es una participación baja a cargo de los grupos más formados y de mayor estatus socioeconómico. Evidentemente, las implicaciones de uno y otro modelo son de largo alcance. De abrazar las Teorías Elitistas, las democracias contemporáneas emprenderían un camino inverso en su desarrollo histórico, situándose de nuevo en planteamientos de sufragio censitario. En suma, las Teorías Elitistas no expresan sino la desconfianza de los grupos dominantes hacia  los sectores populares y subalternos.

            A continuación, y a propósito del modelo de los recursos (que liga la participación al estatus socioeconómico y al nivel educativo), surgió un interesante debate acerca de la relación entre exclusión social y participación electoral. De este modo, salió a colación la reciente publicación del estudio “Urnas vacías en los suburbios de las ciudades”, realizado por los investigadores Braulio Gómez y Manuel Trujillo. De dicho estudio se extrae que de las 75 secciones electorales más abstencionistas en las elecciones municipales de 2015, 32 son andaluzas y 9 pertenecen a Sevilla. Cabe destacar que la sección del barrio de Las Vegas, ubicado en el Polígono Sur, registró el segundo mayor nivel de abstención a nivel estatal: el 83%.

            También vimos cómo la participación electoral está condicionada por una serie de efectos, tales como el efecto de composición (esto es, una participación elevada favorece a los partidos de izquierda en la medida en que quienes normalmente no participan tienen menor estatus socioeconómico, y por tanto, son potenciales votantes de izquierda), el efecto bandwagon (a mayor participación, más beneficiado sale el partido al que se da como ganador) y el efecto desgaste (quien ostenta el gobierno sale más perjudicado si la participación es alta).

            Al mismo tiempo, Antonio Jaime departió acerca de los factores socio-estructurales del voto. En este sentido, tratamos los diferentes tipos escisiones que determinan la división de los votantes, los cleavages, a partir de los planteamientos de Lipset y Rokkan: centro-periferia, secularización, rural-urbano y de clase. Dentro de este bloque, y a raíz de la participación activa del alumnado, salió a relucir cómo a veces los cleavages se superponen. Este es el caso, por ejemplo, de Irlanda del Norte, donde el cleavage de clase, la identidad nacional y la dimensión religiosa operan conjuntamente para trazar un escenario sociopolítico conflictivo y complejo.

            Por último, y de manera sucinta, indagamos en la relación entre economía y voto, así como en el escenario de las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 (transferencia de voto, perfil sociodemográfico del electorado, ubicación  ideológica de los partidos políticos por parte de los votantes, etc.)

            En definitiva, la clase impartida por Antonio Jaime nos ha permitido entender, a partir de una mirada rigurosa y analítica, los sistemas electorales y el voto en cuanto procesos conflictivos, complejos y multicausales. Ha sido pues, una clase sugerente, atractiva y de gran utilidad para entender muchos de los procesos políticos que se desarrollan en la actualidad.

 

Pablo Ortiz Barquero (estudiante del MUSAP).

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Nueva Agora sobre el sostenimiento del Estado del bienestar, 16 de febrero, 6:30

¿Podrá la crisis económica desmantelar el estado del bienestar? El próximo 15 de febrero a las 6:30, la doctora Dª. Eloisa del Pino ( Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC) responderá a esa pregunta con los resultados de sus investigaciones. La comisión académica del Master Universitario Sociedad, Administración y Política (MUSAP, @musap_upo) se complace en invitarle a la lección magistral titulada ¿Puede el Estado de Bienestar sobrevivir?  con motivo de la participación de Dª Eloisa del Pino en el Ágora del Master Universitario Sociedad, Administración y Política.

El acto tendrá lugar el 15 de febrero, a las 6:30 horas, en el aula B.04 del edificio 45, Universidad Pablo de Olavide, Sevilla, Ctra. de Utrera, km.1 – 41013 Sevilla

Síntesis: Gracias a su propia inercia institucional, al temor de los gobiernos a ser castigados en las urnas por una opinión pública contraria a los recortes sociales y al impulso especialmente socialdemócrata en los periodos de bonanza, el Estado de Bienestar demostró ser una institución muy resistente incluso después de los años 70, cuando empezó a ser duramente criticado.

Sin embargo, la crisis ha puesto de manifiesto que los sistemas de protección social, al menos en el sur de Europa, no estaban del todo consolidados. Algunos gobiernos han aprovechado la ventana abierta por la crisis para romper la inercia institucional e implementar recortes ideológicamente anhelados y otros parecen haber perdido la capacidad para resistirse a recortes indeseados, forzados desde las instituciones supranacionales. Algunos ciudadanos empiezan a cuestionarse si merece la pena pagar un sistema que les ha fallado cuando más lo necesitaban y otros empiezan a convencerse de que quizá el Estado de Bienestar ha crecido demasiado.

Este panorama hace a muchos preguntarse si hemos iniciado un camino sin retorno hacia el desmantelamiento del Estado de Bienestar o si, por el contrario, este puede ser un buen momento para adaptarlo a desafíos como la creciente desigualdad, las nuevas necesidades de las familias, la pobreza laboral, el envejecimiento o la mayor exigencia de las clases medias. La predistribución, el procomún, el llamado paradigma de la inversión social o la extensión de rentas o salarios sociales son algunas propuestas atractivas y a la vez polémicas.

Se ruega puntualidad. Más información aquí.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ÁGORA: La Crisis de Representación. Desafección Política en España, Tendencias y Causas.

               “A veces tener un poco de desafección no es del todo negativo, sí viene acompañado de interés por la política”.

“PODEMOS es un voto de mucha desafección”

Dentro del Programa Docente del MUSAP, contamos con una serie de clases magistrales: “Ágora”, de diferentes temáticas, todas ellas interesantísimas, pronunciadas por personalidades de renombre y prestigio internacional. La siguiente entrada versará sobre la clase magistral impartida por el profesor Mariano Torcal, Catedrático de Ciencia Política en la Universitat Pompeu Fabra, de Barcelona. Es especialista “mundial” en Desafección Política, uno de los grandes problemas que afecta a la democracia de nuestro país. El profesor, entre risas e indignación, nos hizo saber que estaba ultimando los detalles finales de su libro en castellano que tratará el tema de la Desafección Política: “atónito ante la cantidad de tonterías que se están diciendo sobre desafección política en este país”.

La clase magistral, nos dice el profesor Torcal, se estructura en tres partes: Una primera, explicando conceptualmente la desafección y cómo se mide; una segunda parte, cómo ha evolucionado en España durante las últimas décadas; en tercer lugar, realizando una perspectiva longitudinal con Europa, comparando la situación sobre lo que está pasando; y por último, se centra en los años 2014 y 2015.

Por lo que de didáctico y aclaratorio tiene, reproducimos literalmente algunos de los conceptos más interesantes de la primera parte de esta clase magistral[i]:

Desafección: “Los sentimientos de impotencia, cinismo y desconfianza en el proceso político, los políticos o las instituciones políticas” Tiene dos dimensiones:

  1. Desafección institucional: ”Una actitud negativa hacia los mecanismos de representación política que conduce al rechazo de las respuestas que cabe esperar de instituciones como el Parlamento y de actores como los partidos o los representantes políticos”
  2. Desapego político. “Una visión negativa de la política negativa que propicia el desinterés y la falta de compromiso con la política y en general con la esfera pública”.

Nos aclara el profesor, la diferencia de la “Desafección” con el “Descontento” y la “Legitimidad”:

Legitimidad consiste en la creencia en que sus instituciones políticas son las mejores, o las menos malas, de las que pueden existir pese a sus fallos y limitaciones”

El “Descontento político expresa la relativa frustración que pueden albergar los ciudadanos al comparar lo que tienen con lo que creen que deberían tener”.

Surgen de la medición y percepción que hacen los ciudadanos de la gestión política.

Mientras la Desafección y el Desapego, generan desinterés por la política, el Descontento genera espíritu crítico y aumenta el interés por la política. “Podemos es un voto de mucha Desafección y también tiene su origen en este Descontento”, nos dice el conferenciante.

Referente a la segunda parte de la conferencia,  referente a su evolución en España, los datos revelan que España siempre ha tenido unos niveles de desafección política alta. El desapego político ha estado siempre presente en la historia reciente de España, causa quizás del legado del franquismo. Sin embargo la Legitimidad se ha mantenido estable.

Relativo a los aspectos comparativos con el resto de Europa, los datos nos muestran que el deterioro se ha unido a un grupo de países que han sufrido la crisis. Sin embargo el test de estrés no lo han superado igual todos los países que han sufrido la crisis económica. Algunos de ellos, como el caso de Islandia, lo han superado en positivo, mientras, en otros como España, Portugal y Grecia, han aumentado su desafección.

También con datos extraídos del periodo 2014-2015, Nos indica a este respecto el profesor Torcal que la desafección no es debida a la crisis: “La crisis no es la causa. La crisis catapultó el proceso de desafección”. El aumento de la Desafección lo genera la gestión de la crisis. El Sistema Democrático da respuesta “quitando a unos y dando a otros”, así los ciudadanos perciben que el test de estrés está fallando, que no lo están haciendo bien, “hay unos que ganan y otros que pierden y son siempre los mismos”. Este es el origen de todos los índices estudiados. En función de la gestión, mientras en unos países ha descendido la desafección, en otros ha aumentado, durante el periodo de crisis. También la crisis ha originado aspectos no del todo negativos, como el Descontento y aumento del interés por la política.

Vamos a concluir con una reflexión o “el sabor de boca” que nos dejó este Ágora:

Bajo nuestro punto de vista, la exposición se mueve entre lo conocido por todos, en forma de cultura general: “ya lo sabíamos y conocíamos en nuestras propias carnes”, y la explicación científica, mediante el tratamiento de datos rigurosos: “El balance Desafección-Descontento” y “el Test de Estrés” que hacemos a nuestro Sistema Democrático, que nos conduce, con mayor o menor intensidad, a ese sentimiento de impotencia, cinismo y desconfianza en el proceso político, los políticos y las Instituciones políticas. Es decir, a profundizar en todos nosotros la “Desafección”, que no el “Descontento”. Este es nuestro sentir, y así es el estado de “indignación” que tenemos los ciudadanos por el proceso político, y donde nos conducen las reglas del juego del actual Sistema Democrático… en esto coincidimos con el profesor Torcal: “que hay que cambiar”.

Autores: Rocío Ayala Hidalgo; Gloria Martín Higueras y Pedro Ponce Camarena.                                   Alumnos del MUSAP -2016/2017

[i] Fuente: Presentaciones del Profesor Torcal

Publicado en Alumnos MUSAP | Deja un comentario

Ágora 1 de febrero, 5:30. Los esquemas culturales y la gestión de la crisis: Portugal y España frente a la inclusión política

¿Por qué España y Portugal han dado respuestas diferentes a la crisis? ¿En qué se diferencian? Es posible que las tradiciones culturales expliquen la diferencia? El Dr. Robert Fishman disertará sobre estos asuntos el próximo 1 de febrero a las 5:30 en el edificio 45, aula B.04 de la UPO. Por esto motivo, la comisión académica del Master Universitario Sociedad, Administración y Política (MUSAP, @musap_upo) se complace en invitarle a la lección magistral titulada Los esquemas culturales y la gestión de la crisis: Portugal y España frente a la inclusión política que impartirá el Dr. D. Robert Fishman (Universidad Carlos III de Madrid)  con motivo de su participación en el Ágora del Master Universitario Sociedad, Administración y Política.

Síntesis: La crisis económica que empezó en el año 2008 – la Gran Recesión en la terminología de muchos – ha tenido un impacto especialmente severo en el sur de Europa.  La crisis introdujo problemas y retos nuevos, estableciendo tendencias más o menos paralelas en los países más afectados.  Además, la participación de España, Portugal, Italia y Grecia en el Euro aportó un importante elemento de similitud en las fuerzas y dinámicas que condicionaron la vida de estos países durante la crisis.  De los cuatro países, los más parecidos en muchos sentidos, y debido a factores históricos de larga duración, son España y Portugal.  Sin embargo, la gestión política de la crisis y el impacto de la misma han seguido trayectorias muy diferentes en estos dos casos. La propia magnitud de la crisis, su influencia en la estructura existente de desigualdad, y las implicaciones del nuevo panorama económico para el sistema político han sido profundamente diferentes en estos dos casos.  El trabajo que se presenta defiende la relevancia causal de los esquemas culturales en esta importante divergencia. La mayor tendencia a primar la inclusión política y social en Portugal tiene explicaciones históricas y consecuencias múltiples, entre ellas el impacto más igualitario de la crisis en Portugal y la mayor resistencia de los partidos institucionales en ese país.  La conferencia versará tanto sobre el origen como la sustancia de esta diferencia nacional en los esquemas culturales subyacentes que condicionan la vida política.

El acto tendrá lugar el 1 de febrero, a las 17:30 horas, en el aula B.04 del edificio 45

Universidad Pablo de Olavide, Sevilla, Ctra. de Utrera, km.1 – 41013 Sevilla.

agora-3-fishman

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ÁGORA: La crisis de representación. Desafección política en España, tendencias y causas

¿Te has preguntado alguna vez por qué España tiene una de las tasas de desafección política más elevadas de Europa? ¿Y has pensado que la crisis económica ha aumentado la desafección? Encontrarás respuestas a estas preguntas en el Ágora del próximo miércoles 18 a las 6:00 que impartirá el Dr. Mariano Torcal titulada “La  crisis de representación. Desafección política en España, tendencias y causas”. Nos encontraremos en el edificio 45 de la UPO, aula B.04.  Más información sobre el ponente aquí.

Aquí tienes un avance de la conferencia para ir haciendo boca: La desafección política ha sido elevada y estable desde la Transición. La confianza en las instituciones políticas ha oscilado entre niveles medios y bajos. Los ciudadanos han considerado además que los poderes públicos y los representantes políticos han sido poco receptivos a sus demandas, desalentando su implicación política y contribuyendo a su desconfianza. Por ello, el interés por la política ha sido, junto con el de Portugal, el más bajo de los países occidentales. Resulta llamativo que, en contraste con los indicadores de descontento político o insatisfacción con el funcionamiento de la democracia, los de desafección no se hayan modificado pese a los muchos cambios de todo tipo que se han dado en la España democrática. La desafección política actual, por tanto, no es algo nuevo, aunque ha aumentado de la mano de la Gran Recesión. Ahora bien, este proceso no solamente es achacable a la crisis y sus consecuencias.  La Gran Recesión ha supuesto un “Test de esfuerzo” de nuestro sistema democrático y sus instituciones que han evidenciado a los ojos del ciudadano español profundas fallas en su funcionamiento.  Esto, unido a los escándalos de corrupción, han llevado a los ciudadanos a unos niveles de desafección política inimaginables.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario